miércoles 21 octubre, 2020
Inicio Regional Vecinos del “23 de Enero” piden investigar la aparición de carne regulada...

Vecinos del “23 de Enero” piden investigar la aparición de carne regulada en una cloaca

9.258 views

“… y como por arte de magia brotó carne de la boca de visita”.

La expresión es de los habitantes del 23 de Enero, parte alta, parroquia La Concordia, municipio San Cristóbal, quienes piden investigar por qué aparecieron bolsas de carne, de Carnes Venezuela, importada de Nicaragua, según leyeron el mismo lunes en la tarde en las bolsas plásticas selladas al vacío, cuando sorprendidos vieron “cómo flotaban, tenían que ser de la comandancia (de la Policía), porque esa carne el pueblo no la va a botar, tuvo que haber sido de ahí, nosotros aquí, todo el pueblo, le echamos la culpa a la comandancia”.

Cuentan los vecinos, Rosaura Sánchez, Zulay Mora, Rosalba Sánchez, Yuliberth Moreno, Paola Hernández y Alicia Gómez, entre otros, que iban a ser las siete de la mañana cuando empezó a brotar agua de la boca de visita que está a la entrada del Pasaje Limoncito de la Cuesta del Ince o calle 7.

“Como a veces se rebosa, uno ni pendiente, y más o menos entre las diez y once todos nos quedamos sorprendidos cuando la fuerza del agua levantó la tapa de la alcantarilla y al correrla salió el agua sucia, excremento, de todo, y flotaba una bolsa de carne”, narró uno de los vecinos.

Dicen que otro residente de  la zona “sacó una bolsa, y empezó a salir otra, y otra, y otra, y salieron diez bolsas en total, sin contar las que pudieron bajar por la cloaca, porque incluso cuando el vecino metió un palo, sacó como tres bolsas más, salió un pedazo de caja, y el resto bajó con la caja, venían embolsadas pero las echaron con todo y caja, y cada caja trae diez pedazos de carne”.

Rabia, sentimiento

Los vecinos del 23 de Enero coinciden en que vieron cómo brotaban esas bolsas de carne, “con lástima, con sentimiento, de ver que uno va a la carnicería y son 20, 24 mil bolívares el kilo. Pasó un señor en una moto y dijo que a eso todavía no le ha entrado agua, que se la regaláramos, así será el hambre, ya ni se ve la carne en el plato, y usted ve saliendo la carne de la cloaca como por arte de magia. Yo tengo seis hijos y cinco nietos, y a veces mi hija no tiene ni para darles a los niños”.

"

¿Presunto delito?

Sobre qué creen que pasó, o por qué esa carne llegó a la cloaca, los vecinos presumen un delito.

“Nosotros decimos que a lo mejor fue que se la iban a sacar de ahí de la comandancia, o algo así, y como a lo mejor lo descubrieron, o qué sé yo, la botaron ahí, porque incluso anoche estaban limpiando la alcantarilla, el desagüe de allá, porque cuando uno bajaba eso olía pero a mortecino”.

Aclararon que el mal olor no era de la carne, “no, la carne estaba fresquita, creo que eso fue en la mañana, a eso de las seis que la tiraron”.

— ¿Por qué presumen que fue de la policía que botaron la carne?

— Porque qué otro ente puede ser. Usted cree que nosotros como pueblo podemos sacar un kilo, que está como a 25 mil bolívares, que ya uno ni siquiera puede comprar un kilo, porque ahorita uno compra es medio kilo o dos o tres bistec, porque eso es lo que hago yo con mi esposo y mis hijos, y como segunda posibilidad, porque fueron ellos (los de la Policía), los que vinieron y miraron primero —, dijo.

Cuentan que en la mañana una comisión del barrio fue a la comandancia y le manifestaron que iban a ver qué podían hacer; como no fue nadie, como a las cinco de la tarde volvió otro grupo, al cual le dijeron que iban a enviar a alguien.

“Vinieron, miraron, y dijeron que iban a ver qué podían hacer, y como a la hora bajaron en una moto, con guantes y dos tobos, dijeron que se los iban a echar a los cochinos de abajo. Creemos que fue algo entre ellos mismos, porque no querían ni que les sacaran fotos. Yo digo que son los que administran, porque cocineros no eran. La hipótesis o lo que pensamos todos los que estuvimos aquí, de la comunidad del 23 de Enero, es que ellos no pensaron, cuando tiraron esa carne, que iba a rebosar por aquí cerquita, a lo mejor se dijeron que eso salía por el río Torbes”, expresaron.

Dijeron que probablemente la boca de visita de la calle 8 no rebosó “porque la cambiaron no hace mucho, creemos que por eso no se tapó ahí sino que vino y reventó aquí, porque esta tubería está vieja”.

Finalmente, pidieron “que investiguen por qué apareció esa carne aquí, una carne fresca, porque no se veía ni verde, ni dañada, ni nada, fresquesita, como si se hubiera sacado en la mañana y se hubiera descongelado, ¿por qué hacen eso? Qué pecado, hay tanta gente que no tiene”.

Marina Sandoval Villamizar

- Advertisment -