Inicio Reportajes y Especiales Celebran este martes la primera fiesta litúrgica de José Gregorio

Celebran este martes la primera fiesta litúrgica de José Gregorio

Daniel Pabón

En San Cristóbal, doble eucaristía en honor al beato: por la mañana, en la Policlínica Táchira y por la tarde, en el Santuario Diocesano del hospital del Seguro Social

Caracas.-  Cuando el maestro Isaías Urbina tenía 11 años, perdió su brazo izquierdo. Ahora atestigua que quien le hizo el gran milagro de salvarlo fue el doctor José Gregorio Hernández. “Gracias a eso he podido seguir siendo músico como yo quería serlo desde pequeño, tocar mis instrumentos, mi guitarra, mi arpa, mis teclados, gracias a José Gregorio Hernández”, cuenta en un video el arreglista y productor musical por excelencia de la televisión venezolana.

De Urbina es la música y letra de uno de los himnos que han dedicado al primer laico venezolano que la Iglesia católica elevó a beato, apenas en abril pasado. La beatitud, o cualidad de beato, implica varias cosas nuevas. Una de ellas es poseer una fiesta o memoria litúrgica propia en su honor un día del año: la de José Gregorio será, por primera vez, este martes 26 de octubre.

En el Santuario de La Candelaria, en el centro de Caracas, han puesto todo más bonito para las novedades. Este será el primer 26 de octubre, desde 1975 cuando ese templo recibió los restos mortales del médico, que allí lo conmemoran litúrgicamente como beato de la Iglesia. Ya no más desde la pequeña capilla de la entrada a mano derecha, sino con el nuevo altar que estrenó su imagen para el culto público y que hoy exhibe el cofre de madera con sus osamentas resguardadas en un moderno y sobrio nicho de mármol.

Ese nicho, abajo, tiene talladas dos fechas: Isnotú, 26.10.1864 y Caracas 29.06.1919. Son los lugares, días, meses y años de su nacimiento y de su fallecimiento. Por lo general la Iglesia asigna la memoria litúrgica de un nuevo beato el día de su muerte, porque es cuando el alma ha sido recibida en la casa del Padre.

Así ocurre, por ejemplo, con la Madre Carmen Rendiles, cuya memoria litúrgica es el 9 de mayo, cuando falleció. La de Madre Candelaria de San José se estableció el 1 de febrero y la de Madre María de San José, cada 7 de mayo, en recuerdo de la fecha de su beatificación. Ellas son las tres beatas venezolanas que antecedieron a José Gregorio en los altares.

Excepcionalmente, el cardenal Baltazar Porras solicitó a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en la Santa Sede, que en el caso de Hernández la fiesta anual se celebrase el día de su nacimiento, para que no coincidiera con la Solemnidad Conjunta de San Pedro y San Pablo, que la Iglesia recuerda cada 29 de junio.

Así se cumplió. “Que sea celebrado cada año, en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 26 de octubre”, terminan las letras apostólicas leídas el pasado 30 de abril durante la ceremonia de beatificación en el Colegio La Salle-La Colina, en Caracas.

La Iglesia tiene tres tipos básicos de celebración: memorias, fiestas y solemnidades. La memoria es el rango usado para celebraciones menores relacionadas con Jesús o María, pero también agrupan cualquier otro santo no tan relevante y a los beatos de la Iglesia.

“Se llamará José Gregorio, como mi abuelo”, habría dicho Benigno cuando su hijo acababa de llegar al mundo, el 26 de octubre de 1864. Benigno Hernández y Josefa Antonia Cisneros, los padres de José Gregorio Hernández, solo llevaban tres años establecidos en Isnotú, pueblo que también se conoce como Libertad.

Vinieron huyendo desde Pedraza, estado Barinas, de la Guerra Federal (1859-1863) y en particular de las atrocidades cometidas por el guerrillero Martín Espinosa. En Isnotú habían encontrado acogida y un modo de vivir, cuentan Francisco Javier Dupla y Axel Capriles en el libro “Se llamaba José Gregorio Hernández” (ABediciones, 2018).

Hace 157 años nació José Gregorio en un pueblo andino. Hace justo un año se cumplió el protocolo de la exhumación de los restos mortales; un requisito exigido por la Santa Sede dentro del proceso de elevación a los altares. Este martes del 2021, Venezuela entera celebra por primera vez la memoria litúrgica de su queridísimo nuevo beato.

En San Cristóbal, la fiesta litúrgica en honor a José Gregorio contempla doble celebración eucarística: a las 10:00 de la mañana en la Policlínica Táchira y a las 5:00 de la tarde en el Santuario Diocesano consagrado en la capilla San Lucas del Hospital del Seguro Social Patrocinio Peñuela Ruiz, ha indicado el obispo Mario Moronta. En ambos casos, bajo estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad por parte de los asistentes.

Salir de la versión móvil