viernes 3 diciembre, 2021
InicioReportajes y EspecialesCrimen y violencia: los «tumores sociales» que han hecho metástasis en Venezuela

Crimen y violencia: los «tumores sociales» que han hecho metástasis en Venezuela

124 views

A juicio del abogado y criminalista, Fermín Mármol, Venezuela tiene lo peor de los dos mundos: el crimen y la violencia


«La falta de independencia del poder judicial es la causa principal de que en Venezuela no haya Estado de derecho ni justicia, tenemos jueces arrodillados ante el poder político», dijo Luis Izquiel.

La crisis política, económica y social por la que atraviesa Venezuela desde hace varios años la han convertido en una de las naciones más violentas del mundo. Asesinatos, secuestros, violencia en zonas populares, bandas organizadas, falta de políticas públicas y las fallas de los cuerpos de seguridad, son algunas de las causas que hoy permiten afirmar que el sistema de seguridad ciudadana en Venezuela está muy lejos de cumplir sus funciones.

Durante el foro Inseguridad ciudadana como problemapresentado por el portal Analítica.com, el cual contó con la participación de reconocidos expertos en materia de criminalística y violencia como Humberto Prado, Fermín Mármol, Yajaira Forero, Roberto Patiño, Luis Alberto Buttó y Luis Izquiel; se expusieron las fallas del sistema de justicia y su repercusión en los altos índices de violencia en el país.


Sobre el índice de violencia, el ingeniero y experto en políticas públicas, Roberto Patiño, indicó que la tasa de homicidios en la ciudad de Caracas se estima en 120 por cada 100 mil habitantes. «Estamos hablando de una tasa de homicidios 6 veces mayor a la de México», dijo.


El también militante del partido Primero Justicia, aseguró que en el país ha fracasado la política pública de la mano dura, debido a que constituye una violación a los derechos humanos, se militariza la seguridad ciudadana y se utilizan cuerpos de seguridad que, lejos de cumplir con sus funciones, atropellan y arremeten en contra de los ciudadanos.

Patiño explicó que en Venezuela el crimen y la violencia tienen dos expresiones. «Está el crimen organizado que tiene como característica fundamental la búsqueda de resultados económicos (narcotráfico, extorsión, secuestro), también está el crimen expresivo o la violencia social, que es lo que está ocurriendo en las zonas populares, jóvenes que no han tenido mecanismos de inclusión y superación por lo que recurren al crimen como forma de obtener poder y ganar respeto».

La policía, parte del problema 

La abogada y defensora de derechos humanos, Yajaira Forero durante su intervención, afirmó que el tema de la inseguridad ciudadana es «preocupante» y que el aumento de la misma se está dando por varias razones, una de ellas es la actuación de los cuerpos policiales.


«Hoy en día tenemos policías ineficaces, que no controlan el crimen ni los delitos que ocurren a diario. Tenemos policías violadores de derechos humanos y corruptas», dijo Forero.


La abogada aseguró que 97 % de la población no confía en los cuerpos policiales porque no garantizan la integridad física de los ciudadanos.

Sobre los 26 planes de seguridad que ha implementado el Estado venezolano para proteger a los ciudadanos, Forero comentó que todos han fallado. «Se han creado grupos especiales como las FAES que se han convertido en grupos de exterminio, en jueces y también en verdugos».

Yajaira Forero exhortó a que todos los cuerpos policiales sean reinstitucionalizados y despolitizados. «Hay que rescatar el verdadero espíritu y propósito de la función policial».

Tumores sociales 

A juicio del abogado y criminalista, Fermín Mármol, Venezuela tiene lo peor de los dos mundos: el crimen y la violencia.

«Tenemos una mezcla de dos tumores sociales que han hecho metástasis en el país, lo que ocasionó una trilogía primitivista de corte criminal, de corte social y de corte institucional, lo que ha generado la delincuencia organizada».

Mármol explicó que la tasa de embarazo precoz, la paternidad irresponsable, la deserción escolar y la ausencia de un sistema educativo robusto son temas que no ayudan a espantar el crimen y la violencia.

«La criminalidad en Venezuela ha llegado a un nivel superior que ha sido la delincuencia organizada tanto violenta como de astucia, tanto urbana como rural, tanto nacional como extranjera y trasnacional que demuestra el gran retroceso abismal en Latinoamérica», afirmó Mármol.

El abogado señaló que el gran problema que tenemos ante esta realidad es que las políticas públicas que se tienen que implementar para que la delincuencia retroceda serán muy costosas para la sociedad, tanto económico como en lo social y emocional.

Independencia del poder judicial

Según el último análisis del sistema de justicia realizado por la Organización Proyecto Mundial de Justicia, Venezuela quedó en el foso, por detrás inclusive de países como Afganistán.

En dicho estudio se evaluó la actuación de jueces y fiscales y la independencia del poder judicial, y sobre esto, el abogado Luis Izquiel afirmó que unos jueces designados a dedo no son eficaces para impartir justicia porque se han violado todas las normativas establecidas en la Constitución.

«La falta de independencia del poder judicial es la causa principal de que en Venezuela no haya Estado de Derecho ni justicia, tenemos jueces arrodillados ante el poder político», dijo Izquiel.

Como soluciones a este problema, Izquiel señaló que la designación a dedos de jueces y magistrados tiene que cambiar, estos deben ser seleccionados de acuerdo a lo que indica la Carta Magna. Hacer una inversión en la infraestructura en las sedes del poder de justicia, por último, parar con la destrucción de las leyes como el Código Orgánico Procesal Penal que ha sido reformado siete veces.

Mala operación del sistema militar

Otro de los actores que tiene responsabilidad directa en la incidencia del crimen y la violencia es el factor militar. Sobre el tema, Luis Alberto Buttó, profesor e investigador y magíster en conflictos armados,  afirmó que este elemento tiene responsabilidad directa en la existencia de grupos irregulares. 

«Históricamente, hemos tenido una mala operación del sistema militar, en Venezuela no hemos tenido una fuerza armada nacional profesional, pues el profesionalismo militar se da cuando el personal se dedica únicamente al operativo de la defensa y no participa en otra actividad que no sea esta», explicó Buttó.

El investigador en conflictos armados señaló que la Fuerza Armada ha perdido prestigio y credibilidad, pues los militares deben responder exclusivamente a las actividades operativas al sector defensa, pero que la estrategia tiene que estar en manos del sector civil.

Especializaciones del crimen

La responsabilidad del Estado en materia carcelaria es un problema que tiene más de 60 años que se ha venido deteriorando significativamente, según señala Humberto Prado, abogado y director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

A juicio de Prado, el Estado se excusa en que no tiene presupuesto ni el personal adecuado para ellos impulsar cambios en esa materia carcelaria, pero nunca asumen su responsabilidad.

«El Estado no tiene la capacidad para crear un sistema de sistema de prisiones que preste la atención para reinsertar a una persona que cometió un delito. El hombre que entró a la cárcel por robarse una cartera, sale peor porque el gobierno le ha patrocinado un postgrado en delincuencia», dijo Prado.

Humberto Prado afirmó que en Venezuela no va a haber un sistema penitenciario digno hasta que no haya un cambio de gobierno.

«Si no hay un cambio de gobierno no puede haber un Poder judicial digno, un Ministerio Público digno, una policía digna y un sistema penitenciario que respete las condiciones de todos los privados de libertad», aseguró Prado.
Sobre la situación del sistema penitenciario el director del OVP señaló que hay altos niveles de hacinamiento, hambre y enfermedades como tuberculosis y sida. 

Prado finalizó su intervención exhortando a la descentralización del sistema penitenciario.

runrun.es

- Advertisment -