viernes 19 agosto, 2022
InicioReportajes y Especiales“Es el inicio de muchas cosas”

“Es el inicio de muchas cosas”

1.074 views

Ángel es el coordinador de La Nación Radio y responsable del proyecto  Enlace Radial de Venezuela que agrupa a 85 emisoras de todo el país y otras 8 en Colombia, Perú, Chile y España.

El dato…

A los 13 años, Ángel Escalante, gana el concurso regional de Periódico Mural en el Táchira, con trabajo del liceo Don Simón Rodríguez, de Queniquea.


Por José Luis Guerrero

Los dos trabajos periodísticos: La Virgen (de la Consolación) que alumbró su historia y El secreto de la longevidad de Juan Vicente Pérez, ambos en formato audiovisual, honran al periodista Ángel Javier Escalante Moncada con el Premio Regional de Periodismo Ramón J. Velásquez en su edición 2022.

Ángel es el coordinador  general de La Nación Radio desde el año 2020, un nuevo producto comunicacional  de esta casa editora, donde trabaja junto a otros cuatro periodistas, parte de la plantilla de redactores de Diario La Nación, un locutor y una diseñadora gráfica.

“Este premio es el inicio de muchas cosas”, responde con mucha alegría en su espacio de trabajo, en La Concordia. Está feliz y más comprometido con el periodismo y  con el proyecto Enlace Radial que nace en el 2017 con 7 emisoras y hoy se consolida con 85 estaciones de radio distribuidas en 13 estados de Venezuela y otras ocho en cuatro países: Colombia, Chile, Perú y España.

Ángel Escalante, es el coordinador general de La Nación Radio, recibe el premio regional de periodismo Ramón J. Velásquez.

Ángel, nació y se crío en Queniquea, municipio Sucre.  Al culminar el bachillerato en el liceo Don Simón Rodríguez, se fue a Maracay, estado Aragua, al núcleo La Morita, de la  Universidad de Carabobo para iniciar estudios de Medicina, pero un suceso familiar lo obliga a regresar a las montañas tachirenses.

“A mi hermano mayor Edgar Escalante lo mataron en Queniquea. Tenía 28 años. Mi padre cayó en una crisis depresiva y le diagnosticaron neurosis crónica. Yo me fui a Maracay, comencé la carrera, pero la salud de mi papá se complicaba. Fueron días muy difíciles, vivía angustiado, agotado mentalmente y decido regresar a Queniquea a apoyar a la familia”.

El destino lo lleva a estudiar Comunicación Social en la Universidad de Los Andes, de donde egresó con máximos honores: cum lauden. Fueros tiempos de manifestaciones de calle, de mucha violencia.

Escalante, es un joven profesional de la comunicación de 31 años, que destaca por su talento. Siempre anda de buen humor. Le gusta la comunicación corporativa.

“En los dos proyectos evaluados por el jurado conté con el apoyo de dos mujeres muy valiosas para nuestro trabajo  que son la periodista  Maryory Bustamante y la diseñadora Kathering Trejo que me asistieron en cámara. Yo hice todo el trabajo de investigación,  el montaje y video, pero ellas aportaron imágenes muy buenas”.

Ángel es quien da a conocer a Juan Vicente Pérez, el abuelo de San José de Bolívar, en el 2019 cuando cumplió 111 años. “El 27 de mayo cumplió años y al día siguiente sale la nota en la edición impresa de Diario La Nación  que daba a conocer a Juan Vicente como la persona más longeva de Venezuela. Desde allí comenzaron las réplicas de otros medios de comunicación, se divulga por EFE, por muchos medios.  Fuimos ese trampolín para ayudarlo a alcanzar el record Guinness que hoy es un hecho”.

— ¿Qué significa ganar este premio regional?

— Sin duda una gran alegría. Un reconocimiento que me impulsa a seguir generando ideas donde involucremos las nuevas tecnologías. En el trabajo de la Virgen de la Consolación hay tomas hechas con drones, el apoyo de Drones Táchira, que hizo el trabajo más estético y se mostraron aspectos de la Basílica que no se conocían, el interior de las torres, por ejemplo. La meta es seguir creando formatos de seriales documentales que gustaron, es una nueva forma de contar historias. Una nueva generación que viene con esa explosión creativa con el poder de  investigación con las nuevas tecnologías y generar grandes proyectos.

—  ¿A quién dedica el premio?

— El premio se lo dedico a Dios primeramente, porque con sus bendiciones me ha guiado, a toda mi familia y a los proyectos que hoy día lo representan todo como es La Nación Radio y el Enlace Radial Informativo de Venezuela. Agradecimientos a la doctora Ana Cristina Cortés, el arquitecto Maximiliano Vásquez y a la licenciada Omaira Labrador.

— ¿Qué retos vienen?

— Seguir creando capítulos  para nutrir los  seriales documentales  de La Virgen que alumbró su historia,   Historia de una ciudad santuario Santo Cristo de La Grita que tienen mucho por dar. Recopilar testimonios que sigan nutriendo estos trabajos. Otra tarea es seguir descubriendo la tachiraneidad,  a su gente,  la esencia de tachirense que está en todas estas manifestaciones culturales.

Hay mucho camino por recorrer. Ángel Escalante afirma con orgullo que “presenté la radio al impreso para que hoy día caminaran juntas y ambas crearan construyeran cosas enormes como el Enlace Radial”.

“El premio significa más compromiso”

Desde hace 14 meses produce el programa “Una llanera en el Táchira”, que se transmite todos los domingos a las 10 am por La Nación Radio.

“Una llanera en el Táchira” es un programa de radio producido por la periodista Yuliana Ruiz desde hace 16 meses. Se escucha todos los domingos, a las 10:00 de la mañana y se retrasmite ese mismo día a las 7:00 de la noche por La Nación Radio. Es otra de sus facetas periodísticas.

Yuliana es oriunda de Calabozo, estado Guárico. Vino a la Universidad de Los Andes Táchira y se graduó de licenciada en Comunicación Social en el año 2017. Sus pasantías las trabajó en la sala de redacción de Diario La Nación, donde conoció el periodismo de calle y la redacción de noticias.

Yuliana Ruiz es  parte del equipo  de la página web de Diario La Nación y productora del programa “Una llanera en el Táchira” que se escucha por La Nación Radio. (Foto/Johnny Parra)

Una vez graduada, regresa a Calabozo a buscar trabajo, pero San Cristóbal sería, otra vez su destino. Retornó e ingresó al equipo de Diario La Nación para incorporarse a la página web, donde actualmente labora.

“El programa radial busca promocionar el turismo en el estado Táchira, sus atractivos, su gastronomía. Es el paseo de una llanera por estas tierras mostrando sus espacios”, dice Yuliana, quien es también licenciada en Educación Integral, formada en la Universidad Rómulo Gallegos.

Concursó al Premio Regional de Periodismo, promoción del estado Táchira con dos trabajos: La Gocha y Vuelta a Borotá en trompo, el primero en formato audio y audiovisual; el segundo en formato audio.

“Ambos trabajos promocionan al estado, de eso no hay duda. Presentan elementos pintorescos de esta zona. La Gocha,  define al tachirense, a la gente del pueblo de Chorro El Indio, gente alegre, trabajadora. Es el gentilicio de este estado. Un proyecto turístico ambicioso con un vehículo que permitirá recorrer parte de este paraje natural. En el caso de la Vuelta a Borotá en trompo, se muestra cómo se vive una tradición de un juego popular que se ha mantenido a lo largo de 50 años. Yo disfruté cada uno de esos trabajos, que además se trabajaron para edición impresa, para Instagram, para todas las redes sociales del diario y en mis cuentas personales”.

— ¿Cómo es el trabajo para difundir una información por diversos canales de comunicación?

— Se aprende en la práctica. Llega ese momento que logramos redactar para impreso, trabajarlo para radio,  destacarlo en redes sociales, montar un audiovisual, son los diferentes formatos actuales de comunicar para llegar a más personas con contenidos de interés.

— ¿Qué significa ganar este premio?, ¿Cómo se siente?

— Me siento feliz, contenta, que el jurado haya valorado mi trabajo. Yo estoy comenzando en esta profesión y este reconocimiento me  estimula a trabajar mucho más. Mi mamá, Iris Contreras, está de visita aquí en casa y ella está muy feliz. Eso me alegra mucho más mis días.

— ¿Qué consejo puede dar a los periodistas sobre el manejo de las nuevas tecnologías en la comunicación?

— Tenemos que ir al paso de la tecnología. No podemos quedarnos a mitad de camino. Hay que conocer las nuevas ventanas de la comunicación, aprender a manejarlas, pedir apoyo a los que sepan, sacar cursos, revisar los tutoriales y avanzar. Son muchos los retos que hay para todos los periodistas y demostrar profesionalismo.

— ¿Cómo se siente al trabajar en Diario La Nación?

— Me siento muy bien, realizada, estoy en lo que siempre quise. Es un medio impreso con página web y sus redes sociales, ahora con la radio. Hay profesionales de mucho talento y de todos se aprende. Es un equipo de trabajo excelente. (José Luis Guerrero)

“Un reconocimiento al trabajo”

Bleima es responsable de la venta interactiva “Yo reporto a Diario La Nación”, espacio digital donde grupos de vecinos exponen sus problemas comunitarios.

La periodista Bleima Márquez es responsable de la ventana interactiva “Yo reporto a La Nación”. Es un espacio digital que permite la participación de vecinos del estado, quienes por medio de grupos de WhatsApp y de Telegram  exponen sus reclamos de determinados problemas locales  o que van más allá de sus municipios.

Bleima Márquez es periodista de calle, atenta a muchos de los hechos que ocurren en las comunidades.

Desde agosto de 2019 es parte del equipo de redactores de Diario La Nación, atenta a cubrir cada una de las pautas asignadas, especialmente las relacionadas con la comunidad.

“El trabajo de Yo reporto deja muchas satisfacciones. Yo les digo a los de los grupos de WhatsApp que son mis amigos sin conocerlos. Es sentir la cercanía de la gente, de los habitantes de las comunidades. Saber sus problemas e inquietudes me ha hecho ser más sensible.

Procuro atenderlos a todos y  quisiera tener una varita mágica para ayudarlos. En mi caso esa varita es escribir lo más detallado posible cada una de las situaciones expuestas”, expresa.

Bleima ganó la mención impreso del premio regional de periodismo Ramón J. Velásquez. Presentó al jurado calificador dos trabajos: el primero titulado: Madres maravillosas en condiciones especiales que enfoca la dedicación extrema de tres madres con hijos especiales. Los cuidados que demandan  y la fuerza que el amor les inyecta para alcanzar sus propósitos. Lograr que sus hijos alcancen mayor independencia.  El segundo: Fidel recicla plástico y obtiene gasolina.  Muestra el ingenio de Fidel Ontiveros, un humilde hombre de El Valle, Capacho Nuevo,  que  sin ningún tipo de recursos económicos ni de estudios, logró extraer gasolina y gasoil, entre otros derivados del petróleo, mediante un proceso denominado pirólisis. Fidel desea ayudar al ambiente y montar su propia empresa. “Hasta donde sé este fue el trabajo determinante para la mención que gané”.

Bleima es egresada de la Universidad de Los Andes. Periodista desde el 14 de junio de 1997. “Ya son 25 años desde  el día que recibí mi título.  Licenciada en Comunicación Social mención periodismo económico. Así dice el pergamino”.

Ha desarrollado carrera en el periodismo institucional: Fundación del Niño,  IUT Agroindustrial donde trabajó como periodista hasta el 2011 y  como docente a tiempo convencional hasta el 2018, se desempeñó como jefe regional de gestión comunicacional en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad Unes, desde el 2011  hasta agosto de 2019. Escribió  desde San Cristóbal para  la revista mexicana La Neta, un medio digital dedicado a los influencer, “un estilo diferente de redacción, pero enriquecedor”.

“En agosto de ese mismo año me sumé a la familia de Diario La Nación, medio de comunicación donde continúo y que me ha dado grandes satisfacciones; además, he aprendido muchas cosas”.

— ¿Cómo califica la experiencia de trabajar en Diario La Nación?

— Ha sido una de las mejores experiencias que he tenido, no solo en lo profesional, también en lo personal. Ser parte de Diario La Nación es, entre muchas otras cosas, estar dispuesto a aprender y a vencer nuevos retos cada día. No importa que tengamos muchos años de graduados, aquí constantemente surgen nuevas situaciones que nos llevan a incursionar en nuevas experiencias en las que adquirimos conocimientos o reforzamos los que ya tenemos.

— ¿Hay muchos desafíos en la nueva ola de comunicación?

— Producir material diferenciado para impreso, redes sociales y la radio digital es un desafío que asumimos y que gracias a los excelentes compañeros, voy superando. Aquí se conjuga la experiencia y perfecta pluma de los más antiguos con las innovadoras y creativas ideas de los más jóvenes, de los nuevos y talentosos periodistas.

— ¿Qué diferencias hay entre el periodismo institucional y  trabajo en Diario La Nación?

— Son dos mundos totalmente diferentes. Yo he pasado más tiempo desempeñando el periodismo institucional y debo confesar que aún tengo el chip al escribir y a veces me pongo en automático.  Digamos que son dos estilos distintos de redactar, son dos formas diferentes de escribir, son propósitos diferentes.

— ¿Qué es para usted ganar este premio?

— Bueno, ni me lo creía. Quedé anonadada. Siento que es un compromiso para trabajar más por las comunidades.  Es un reconocimiento al trabajo, figura mi nombre pero detrás de este galardón hay todo un equipo de personas.

— ¿Qué significa apoyar a los vecinos a través de sus notas, videos por redes sociales?

— Cuando me llaman para agradecer e informar que algún problema se solucionó gracias al apoyo de Diario La Nación, me lleno de alegría y de mucha energía. Cuando me dicen que no hay respuesta, esperamos un tiempo prudencial y si la gente lo pide lo volvemos a sacar la información. Es un trabajo muy dinámico, de muchas satisfacciones.

- Advertisment -
Encartado Publicitario