miércoles 10 agosto, 2022
InicioReportajes y EspecialesFestival Sudamericano de la Canción trató de emular al de Viña...

Festival Sudamericano de la Canción trató de emular al de Viña del Mar en Chile

179 views

Víctor Matos

El 22 de enero de 1973, un gran espectáculo se iniciaba en San Cristóbal en medio del festejo de la Feria Internacional de San Sebastián, pues fue la noche inaugural del primer gran Festival Sudamericano de la Canción que quería poner en el ojo continental, el esfuerzo de sus mejores intérpretes especialmente invitados.

Acudieron a la cita diez calificadas voces como Miroslava y Adrianita por Venezuela; por Ecuador Hilda Murillo; Panamá con Ana Yensi; Chile presentó a Ginette Acevedo; Uruguay envió a Vera Sierra; Curazao mandó a Humberto Nivi; Jesús David Quintana representó a Colombia al lado de Sandra Milena; por Bolivia asistió Oscar Roca; Hugo Carregal por Argentina y Zoilita Soriano lo hizo por Perú. El show fue transmitido desde la Plaza de Toros de Pueblo Nuevo por TVN5 y contó con la animación de Luis Oberto y nuestra Miss Mundo Susana Duijm.

Los participantes contaron con el acompañamiento de una gran orquesta de veinte profesores, y un jurado presidido por el periodista peruano Guido Monteverde, determinó que el triunfador fuera Hugo Carregal, así como las canciones de Vera Sierra de Uruguay y Ginette Acevedo de Chile.

Así se iniciaba una nueva empresa que aspiraba estar más adelante a la altura del gran Festival de Viña del Mar de la Canción que anualmente se realiza en febrero en Chile.

El inspirador de este encuentro musical sin paralelo en el país, fue el periodista Omar G. Pérez, oriundo del Táchira, presidiendo un equipo integrado por el cantante Nelson Hernández y por los periodistas Orlando Molina y Víctor Matos que lograron montar una velada nunca soñada hasta entonces en la novena Feria de San Sebastián que había coronado a Miriam Villamediana como su reina.

Fue tal el apoyo popular al Festival, que Diario La Nación hizo entrega de una placa y premio pecuniario al “artista más popular” debido a la trascendencia del evento que se ponía al nivel de Viña del Mar y del Festival de Trujillo en Perú.

El segundo Festival Sudamericano de la Canción se realizó el 11 y 12 de enero de 1974 en el escenario del Teatro Monumental Cinelandia en donde con el tema “El dolor de vivir”, ganó Venezuela con la voz de Edgar Gurmeitte. En esa ocasión, participaron veintiún artistas como embajadores de diez y seis países, en un show difundido por las emisoras Ecos del Torbes y Radio Táchira.

Los periodistas especialmente invitados que asistieron a la capital tachirense, informaron a través de las agencias de noticias que representaban o de los diarios que los enviaban, las incidencias de estos dos días que pusieron a San Cristóbal y a su Feria de enero, en la cúspide de la información del espectáculo continental a través de este evento jamás organizado en la región.

Polo Márquez y Hugo Carregal por Argentina; Cristopher, Ana, Jaime y Jimmy Salcedo por Colombia; Rudy Stone, George Williams y Humberto Nivi de las Antillas Neerlandesas; Raquel Castaños, Edgar Gurmeitte y Miguel Montilla de Venezuela; Gloria Benavides de Chile Pepe Miranda de Perú así como cantantes de Uruguay, España, Panamá, Puerto Rico, Brasil y República Dominicana, formaron la tropa espectacular de ese año, que dejaron un inolvidable sabor de boca que llevó a la organización de la tercera edición un año después teniendo por escenario el Pabellón Colombia del complejo Ferial de Pueblo Nuevo.

El tercer Festival Sudamericano de la Canción de 1975, coronó al argentino Hugo Carregal como intérprete y a Cecilia Bracamonte por la canción ”Hombre con H” del compositor peruano Augusto Polo Campos y que contó para entonces con la animación de José Alberto Rivas y Clemente Vargas Jr.

Este tercer encuentro, fue el más exitoso y se llevó a cabo a mediados del mes de abril y contó con la presencia de diecinueve países con Hugo Carregal por Argentina, Oscar Roca de Bolivia, Marcos Roberto de Brasil, Gerardo de Costa Rica, Miguel Fernández de Panamá, Awilde de Puerto Rico, Mónica Igual de México, Fausto Rey por República Dominicana, Cecilia Bracamonte de Perú,  Willy Pontoni y Ximena por Colombia, Tito del Salto de Ecuador, Carmen Toledo de Uruguay, Ramón Darío de Paraguay, Nacho de España, Rey Lacle de Aruba, Carlos Contreras de Chile, Humberto Ferman de Curazao y por Venezuela el Dueto Criollísimo, Miguel Montilla y Chucho Ramírez.

Este colosal esfuerzo no pudo ser continuado ante la ausencia de apoyo económico oficial que sepultó así el sueño de ese gran periodista como lo fue Omar G. Pérez.

Omar Gonzalo Pérez, el arquitecto de un gran sueño

Omar G. Pérez, no solo fue un educador y excelente periodista, sino un hombre que amó entrañablemente a su tierra y le entregó lo mejor de su creatividad.

Había nacido en Rubio y luego como periodista asumió responsabilidades en el diario El Carabobeño de Valencia hasta asumir la jefatura de redacción de la corresponsalía en Caracas desde donde enviaba su famosa página de espectáculos “Mi Canal Indiscreto” que además de salir en el matutino valenciano, se publicaba en diarios como El Expreso de Ciudad Bolívar, Frontera de Mérida y La Nación de San Cristóbal.

Llevado por el entusiasmo que concitaba su espacio semanal y por el amor a su lar nativo, concibió la idea de organizar un gran encuentro artístico a la altura de la Feria Internacional de San Sebastián y con un show capaz de emular al Festival de la Canción de Viña del Mar que se realiza todos los años desde hace más de medio siglo en Chile.

Así, surgió la creación del Festival Sudamericano de la Canción, una cita con las mejores figuras de los diversos países del continente reunidos en el mes de enero en la capital tachirense y como máximo entretenimiento musical durante el desarrollo de la Feria Internacional de San Sebastián.

Para ello, reclutó al cantante Nelson Hernández para recorrer las diferentes capitales  sudamericanas para comprometer a sus respectivos representantes y a sus colegas Orlando Molina en el manejo de las relaciones públicas con los embajadores artísticos invitados y con Víctor Matos para garantizar la difusión de prensa del magno espectáculo.

El Festival Sudamericano de la Canción se llevó a cabo en tres oportunidades, cada uno con mayor éxito que el precedente, pero problemas económicos insalvables para mantener la altura artística original, hizo que se dejara de fomentar, pero sí que se convirtiera en un ejemplo de organización, de creatividad y de venta  turística del estado a través de un espectáculo sin parangón en el país.

- Advertisment -
Encartado Publicitario