domingo 4 diciembre, 2022
InicioReportajes y EspecialesTurismo: ¿Lo que el viento se llevó?

Turismo: ¿Lo que el viento se llevó?

210 views

Por Víctor Matos

El turismo, cuyo día mundial se festejó este martes 27 de septiembre según disposición de la Organización de las Naciones Unidas, era una de las industrias más cantadas cada año en Venezuela que exhibía a nivel internacional sus edénicos parajes, sus encantos naturales, su belleza sinigual que atraía a miles de visitantes que no solo empinaron el valor económico de la isla de Margarita en el estado Nueva Esparta sino los lugares paradisíacos en el estado Bolívar.

Por ejemplo, visitar el Parque Nacional Canaima, recorrer en franca contemplación los Tepuyes, aventurarse en incursionar por el Auyentepuy para observar el imponente Salto Ángel, una cascada considerada la más alta del mundo con un nivel de 979 metros, es alucinar en un paseo que inmortaliza a la misma tierra.

El imponente Salto Ángel, maravilla de los siglos.

Pero al parecer o para algunos por la economía rentista petrolera venezolana, se acabó el entusiasmo oficial por gritar a los cuatro vientos tales riquezas y convertir al país en un emporio turístico generador de riquezas y por el cual vienen alegremente numerosas personas de países europeos, latinos y asiáticos, vendiendo lo que el tiempo les deparó y motivando la concurrencia de millones de visitantes que buscan lo nuevo, lo mágico y lo patente en la geografía universal.

Recorrer por ejemplo el municipio Gran Sabana en el estado Bolívar, holgazanear en las bellas playas de Margarita o Los Roques; deslumbrarse con Canaima o realizar reality shows personales por Mérida, sería encantar nuestras almas, darle paz a los espíritus y alegrar nuestros corazones.

Canaima, uno de los lugares más visitados del Parque Nacional en el estado Bolívar.

Sin embargo, lo que hasta finales del siglo pasado se veía por la prensa y la televisión la “venta” de nuestros símbolos de belleza en campañas que prometían al visitante pasarla de lo mejor, se paró y se dejó de explotar una veta que tantos ingresos nos pudieran seguir deparando.

En el Día Mundial del Turismo, el presidente de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo, Avavit, confesó que a la fecha, no es lo que se había esperado, pues tras la caída del sector por la pandemia del Covid-19, el despegue proyectado no se produjo y al igual que Conseturismo señalaba que tanto la hotelería como los viajes, bajaron sensiblemente frente a épocas anteriores en los tramos de Semana Santa, carnavales y vacaciones cuyas bajas afectaron sensiblemente al sector que aún tiene esperanzas de levantar vuelo en las próximas navidades.

Isla de Los Roques, un paraíso en la tierra.

Pero al parecer ante la carencia de políticas firmes sobre el relanzamiento del turismo, el panorama vista sobre el tablero de las realidades no luce muy prometedor ante primero la escasa presencia de las líneas aéreas internacionales, los servicios de transporte nacionales, las infraestructuras en decadencia, y en fin, lo que hace falta para el sostén de la llamada industrias sin chimeneas que pese a las riquezas naturales con que contamos, no hemos sabido explotar convenientemente.

A tal dejadez, no ha escapado el Táchira cuyos esfuerzos iniciales llevaron incluso a elevar de una simple oficina del Ejecutivo Regional, a una Corporación Tachirense de Turismo que si bien ha sabido apoyar el llamado Turismo Religioso, no ha podido convencer , salvo en época de la Feria de San Sebastián, la realización de constantes giras a las fiestas patronales de sus diferentes pueblos y a lograr que sus servicios de luz, agua, gas y viales, sirvan para el cumplimiento de un ambicioso plan turístico que nos daría inmensos recursos para nuestro natural progreso.

Que conste que todos sus directivos desde la formación de la Corporación, han dado lo mejor de sí para el cumplimiento de sus propósitos, pero una miopía oficial en cuanto a saber vender con buenos recursos a la región, a la nación y al mundo nuestras bellezas naturales, no han tenido la difusión que se merecen.

San Cristóbal, Ciudad Cordial

San Cristóbal fundada por Juan Maldonado y Villaquirán, es la capital del estado Táchira.

Cada 31 de marzo, el estado Táchira fija su mirada hacia la Villa de Santiago, fundada como San Cristóbal por el extremeño Juan Maldonado y Villaquirán y que la distinguió como capital de esta zona del suroeste andino, convirtiéndose a través de los años en la urbe mejor conocida por lo cordial de su gente, por su afán de trabajo y servicio, y por las bondades de su clima, en una armonía conceptual que reúne al poder regional como sede de la Gobernación Ejecutiva, igualmente del Consejo Legislativo, en donde funciona la Catedral y el Obispado y que reúne prestigiosos centros educativos de educación primaria, secundaria y universitaria.

Es el centro de atención al inicio de cada año por la celebración de su Feria Internacional de San Sebastián que programa una serie de actividades locales, nacionales e internacionales como la Vuelta al Táchira en Bicicleta, las corridas de toros de postín en el coso de Pueblo Nuevo, sus muestras artesanales en los pabellones de Colombia y Venezuela, su Feria ganadera a través de Asogata, su Gran Desfile de Feria, coronación de la soberana y la realización de bailes de alta categoría con orquestas y artistas de primera línea tanto nacionales como internacionales que convierten a la ciudad capital en el polo de atención turística al inicio de enero, que se abre cual vitrina a los visitantes, promoviendo un intercambio social y cultural sin paralelo en el país, evento que lleva más de medio siglo y que ha permitido el desarrollo natural de la metrópoli.

En lo deportivo, con su equipo bandera de fútbol, el Deportivo Táchira, el funcionamiento de media docena de centros de gimnasia, con un Velódromo de primera línea, en lo educativo con la Universidad Católica del Táchira, Universidad Nacional Experimental del Táchira, Politécnico Santiago Mariño, Institutos de Educación Tecnológica, así como en su poderío comercial, hacen de San Cristóbal una de las localidades más visitadas y recordadas en todo el país. (VM)

- Advertisment -
Encartado Publicitario