jueves 30 junio, 2022
InicioReportajes y EspecialesY ahora, ¿dónde están los líderes?

Y ahora, ¿dónde están los líderes?

388 views

En una obra de teatro de Bertol Brecht, un alumno le dice a su maestro: “Desgraciada la tierra que no tiene héroes” y el sabio le responde: “No, desgraciada la tierra que necesita héroes”.

Continuamente nos quejamos de la ausencia de liderazgo, de encontrar a alguien que nos resuelva los problemas, exigimos que por arte de birli birloque con su magia nos de los resultados que esperamos y hagan cumplir nuestros deseos. En suma, buscamos al líder que haga funcionar lo que nos parece atorado o negativo.

Alguien escribió una vez que muchos, quizás, sienten, muy adentro, esa fuerza que los hace llevar la batuta en las actividades que realiza. En un grupo, normalmente hay una persona que cuenta con capacidades que sobresalen por encima del resto, a esta, se le denomina “líder” que a la postre no es más que varias caras de idéntica moneda, es decir, que aunque no lo noten son los líderes de quien se espera muchas soluciones.

Muchas personas piensan que los líderes nacen mientras otras creen que se hacen en el camino. Lo cierto es que algunos cuentan con capacidades necesarias para influir en otras de manera que cumplan con ciertos objetivos específicos.

La historia nos ofrece muchos ejemplos y nombres de ese liderazgo en donde en Sudamérica luce nítidamente el Libertador Simón Bolívar y en el mundo contemporáneo, se reconoce como líderes a personajes de la talla de Benito Juárez de México; Abraham Lincoln en los Estados Unidos; Nelson Mandela de Sudáfrica; Winston Churchill de Inglaterra: Isaac Rabin de Israel; Felipe González en España: Mahatma Gandhi de la India, entre muchos más que han dado el ejemplo por sus ejecutorias.

Pero una cosa es mandar y otra cosa es ser líder. Quien está al mando de algo no necesariamente es un líder. No es lo mismo lograr que los subalternos hagan sus trabajos por obediencia o dinero a que lo hagan porque así lo desean.

Una cosa es ser jefe y otra distinta es ser líder. Este último logra que sus compañeros se sientan cómodos en su puesto de trabajo, que encuentren satisfacción en su actividad y que tengan confianza hacia la persona que los dirige al éxito.
Por ello, deben confiar en su líder por su actitud positiva y proactiva; su entusiasmo y nobleza; capacidad para ejercer la autoridad, y sobre todo su honestidad y sinceridad.

Por todo esto, el líder está comprometido a no solo hacer las cosas “bien”; también es necesario que las cosas que se hagan sean “buenas”, alejando los privilegios y trabajando con el ejemplo por la aplicación de la justicia.

Un buen líder hace que su responsabilidad se evidencie cuando asume las cuotas de participación en sus actividades ya sea a través de la palabra, de sus acciones, de sus pensamientos, aplicando lo que predica que no podrá evadir ante el cumplimiento de sus responsabilidades.

En el líder, existe una fórmula eficaz para el triunfo de su rendimiento y que consiste en hacer una lista de las cosas por hacer e identificar el qué gano o qué pierdo ante la decisión que vayamos a tomar. Una vez identificados, podemos sentarnos a trabajar para mejorar nuestros objetivos y así poder señalar el camino a seguir.

Para el ejercicio de un buen liderazgo, se hace indispensable aplicar la importancia de la comunicación como elemento esencial en toda relación humana y cuando se efectúa en el campo organizacional es vital para establecer la confianza en los dirigidos a través de la exposición de ideas claras para comprender las estrategias que llevarán al éxito.

Nos han acostumbrado a seguir al líder político y muchas veces desdeñar al líder social, laboral y gremial, desconociendo que son ellos los que construyen el bienestar de las nuevas generaciones.

Mientras tanto seguiremos con la interrogante de esclarecer si el líder nace o se hace pues en el campo religioso, lo fue la venida de Jesús; en el campo militar se reconoce a Napoleón Bonaparte de Francia; así como tantos otros en la economía, la filosofía, las ciencias, los deportes, y en toda actividad en donde participa el hombre en un ambiente donde siempre existe ese alguien que se destaca y se distingue como líder.

Víctor Matos

- Advertisment -
Encartado Publicitario