Abatieron en Ureña a los dos presuntos responsables de lanzar granada y herir 4 personas en San Antonio

4116

Los dos hombres presuntamente implicados de manera directa en el ataque con granada a un grupo de personas hace unos días, en San Antonio del Táchira, fueron abatidos a tiros  durante un enfrentamiento con funcionarios  de las Fuerzas de Acciones Especiales -Faes- de la PNB, y del Cicpc, en una barriada de Ureña.

La información inicial se conoció este martes, a través de las redes sociales, en la que daban cuenta que el tiroteo entre las autoridades y los delincuentes se suscitó antes de las 7 de la mañana en un rancho del sector Che Guevara de esa población fronteriza, donde se encontraban “enconchados”.

Luego de resultar gravemente heridos, los trasladaron al CDI de Ureña, donde fallecieron.

A los dos abatidos los habían identificado de manera preliminar con los apelativos de  Deybi y el Flaco, y según las investigaciones que adelantó el Cicpc, ambos fueron los responsables del absurdo hecho en el que varias personas, incluyendo un niño de 10 años, resultaron gravemente heridas, en horas de la tarde del  25 de abril, en las adyacencias del Centro Cívico de San Antonio del Táchira.

En esa oportunidad, el ministro de Agricultura Urbana y protector del Táchira, Freddy Bernal, señaló a la nueva agrupación criminal denominada Organización Paramilitar de la Frontera -OPF-, como la autora de este hecho y de otros ataques anteriores, en los que también  lanzaron granadas, que no explotaron, contra locales y personas de San Antonio del Táchira.

Dijo que la razón fue represalias ante la negativa de algunos comerciantes a pagar “vacuna” a esta organización hamponil.

Sin embargo el ataque del 25 de abril sí dejó consecuencias físicas graves y llenó de una gran sensación de indignación y rabia a los pobladores de la frontera, sobre todo porque el infante de 10 años no tenía ninguna vinculación con el objetivo de los delincuentes.

Ese ataque quedó grabado en una cámara de seguridad del sector, donde se aprecia a los presuntos responsables del mismo, quienes se desplazaban en una motocicleta. La grabación, así como las indagaciones que efectuaron las autoridades, fueron vitales para dar con la identidad de los responsables, que se supone eran los dos hombres que fueron dados de baja.

Tras el enfrentamiento de este martes, el Cicpc incautó una motocicleta, que se cree es la misma que utilizaron el día del ataque; dos revólveres, municiones y una granada. (MB)