Acribillan en su lugar de trabajo al portero del hospital de Colón

5252
Cortesía (Foto/Corposalud).

De al menos seis tiros en el  rostro,  uno de los porteros  del hospital  “Dr. Ernesto Segundo Paolini”,  fue asesinado por dos presuntos sicarios, en el interior  de  esa instalación médica ubicada  en San Juan de Colón, municipio Ayacucho.

El crimen de Larry Jair López Medina, de  40 años de edad, y domiciliado en el barrio Pérez de Toloza,  tuvo lugar el sábado antes del mediodía, al momento que la víctima  cumplía su horario laboral como portero y vigilante del nosocomio situado en la avenida Luis Hurtado Higuera de la capital de Ayacucho.

Según testigos, fueron  dos sicarios los que llegaron a pie y sin despertar sospechas al  hospital, y que una vez ubicaron a López Medina, sin mediar palabra le dispararon a  la cabeza en  repetidas ocasiones hasta causarle la muerte  de manera instantánea, y frente a algunas aterrorizadas personas.

Luego huyeron en veloz carrera, mientras que los médicos inútilmente corrieron en auxilio del hombre en un desesperado  intento por salvarle la vida, pero fueron seis los balazos que  Larry Jair recibió en pleno rostro.

En pocos minutos arribaron comisiones de Politáchira y de la Guardia Nacional arribaron a la escena del crimen   parta resguardarla y evitar que fuera contaminada, a la espera de los investigadores del Cicpc, que más tarde llegaron, colectaron evidencias y trasladaron el cadáver de la víctima a la morgue de San Cristóbal.

El móvil que sobre el asesinato de López manejan las autoridades, tras  información que  colectaron entre los presentes, es el ajuste de cuentas, en razón de que habrían indicado presuntamente, que pertenecía a una banda irregular que opera en  ese municipio.

Otro homicidio

Otro homicidio en territorio tachirense  del que se conoció las últimas horas,  tuvo lugar el domingo en la tarde en  una casa de la vereda 1 del barrio El Hoyo, donde  Eward José Suescún Labrador,  de 23 años de edad, fue  asesinado  de dos tiros, en el tórax y cuello, por parte de dos criminales motorizados que luego de cumplir el cometido,  huyeron con rumbo desconocido.

Según la Policía, el muchacho asesinado  tenía historial por robo genérico, de fecha  l 7 de diciembre del 2016.

Miriam Bustos