Adolescente venezolana implicada en crimen de anciano colombiano

10468

Una adolescente venezolana  de 17 años de edad es investigada por las autoridades  colombianas, tras el asesinato  de un septuagenario de ese país.

El  homicidio de  Jesús María Sepúlveda Ortiz, de 76 años de edad,  se registró en una zona  boscosa del  sector La Playita, barrio Manuela Beltrán,  el pasado lunes a las 2:00 de la tarde.

La joven venezolana fue aprehendida  por la Policía de Infancia y Adolescencia, y sobre el asesinato del anciano surgieron dos versiones que las autoridades deberán tener en cuenta en la investigación para esclarecer el homicidio de Sepúlveda Ortiz, muerto con varios golpes en la cabeza.

El hecho  inició cuando  vecinos del  barrio Manuela Beltrán, vieron pasar a Sepúlveda, acompañado  por la joven  hacia una zona boscosa y desolada.

Tras 25 minutos de haber  ingresado a los matorrales,  la  adolescente salió del lugar corriendo, asustada, con rastros de sangre,  y asegurando que Sepúlveda había intentado abusar sexualmente de ella y matarla.

Luego  juró, que no tuvo otra opción que defenderse y golpearlo con una piedra en la cabeza.

Algunos vecinos salieron de sus casas para ayudar a la adolescente y luego de calmarla, la refugiaron en una vivienda, donde ella repitió una y otra vez la misma historia.

“Según ella, cuando iban caminando, el señor sacó un papel e hizo una oración extraña y luego la lanzó al piso, la manoseó e intentó asfixiarla. Así que  como pudo agarró una piedra y lo golpeó varias veces en la cabeza. Estando herido, se le subió y lo asfixió”, comentó una habitante  al diario La Opinión, en Cúcuta.

Por esto, los residentes aseguraron que la única explicación que tienen del hecho es que la jovencita  “le ganó de mano al anciano y terminó matándolo por defenderse”.

Por otra parte, en un bolso que le habrían encontrado a Sepúlveda había un cuchillo nuevo, un martillo, ropa, una toalla, un jabón de baño y unas hojas con oraciones, al parecer con unos pasos a seguir para asesinar a su víctima.

“La muchacha se quedó acá esperando a que llegara la Policía”, dijo un trabajador del sector.

Con las indicaciones de la venezolana de donde estaba el cadáver, un obrero entró al rastrojo pero no lo encontró. Por eso, al llegar la Policía, nuevamente buscaron y finalmente  lo hallaron.

Ella le aseguró a las autoridades que conoció a Sepúlveda en el centro de Cúcuta y que él le pidió que lo acompañara a cobrar una plata que le debían. Sin más detalles.

La  otra versión  que entregaron los hijos de Sepúlveda,  señala que la venezolana que mató al anciano convivía con él desde enero de este año, en la calle 15 con avenida 7, en el barrio El Páramo.

“Eso fue por robarle la plata que él tenía. Mi papá prestaba dinero. Cargaba siempre una biblia y oraciones de la iglesia adventista a la que pertenecía”, dijo uno de los  hijos.

Añadió que Sepúlveda no cargaba el cuchillo ni el martillo. “Todo es mentira. Esa muchacha no iba sola con él. Todo fue planeado”, insistió. (MB)