InicioSucesosAdolescentes que practican acoso escolar podrían ir a la cárcel

Adolescentes que practican acoso escolar podrían ir a la cárcel

5.940 views

Tarek William Saab, fiscal general de la República (Foto/Cortesía)

De manera oficial, de acuerdo con el fiscal general de la República, Tarek William Saab, hasta este miércoles, 11 de mayo, se han atendido, desde enero de 2022, un total de 74 casos de acoso escolar en el país.

Recalcó el fiscal, en rueda de prensa transmitida por Venezolana de Televisión, que para prevenirlos se ha implementado el Plan Nacional de Prevención de Acoso Escolar, el cual se ejecutará todo el año en los centros educativos.

«Mientras no se aprueba la ley, el Ministerio Público estará actuando», recalcó.

Subrayó que, «en lo que va de 2022, el Ministerio Público investiga 74 casos por violencia y acoso escolar, con la intención de visibilizar y dar aportes para políticas de Estado contra estas prácticas ejercidas entre adolescentes».

Si bien el acoso escolar siempre ha existido, pareciera que en los últimos años su apogeo se ha incrementado, sobre todo por el auge de las redes sociales, que posibilitan que estos actos se hagan virales, como ha ocurrido últimamente en el país.

«El que sea un menor de edad no lo exculpa de un hecho punible. Por eso, hemos comenzado a judicializar aquellos casos que hemos conocido en redes sociales, donde se producen daños físicos y emocionales a niños y adolescentes, así como a personas especiales», apuntó Saab.

Trajo a colación que un estudio llevado a cabo por la Unesco en 144 países desveló lo impactante de este problema, en el que se demostró que 1 de cada 3 estudiantes declaró ser víctima de acoso.

Casos que han impactado

Con el propósito de fundamentar los pasos que de manera rápida quiere dar el Ministerio Público para ejercer acciones legales contra los involucrados, Tarek William Saab recordó algunas de las agresiones de este tipo acaecidas en Venezuela en lo que va de 2022.

Relató, en primera instancia, que el pasado 4 de mayo se dio a conocer, a través de redes sociales, un video en el que se veía a un adolescente golpeando violentamente a otro. En el acto se comisionó, a fin de investigarlo, a la Fiscalía 117ª de Caracas, con competencia en el Sistema Penal de Responsabilidad de los Adolescentes.

Las pesquisas habrían determinado que el adolescente golpeado, de 15 años de edad, sufrió contusiones hemática y edematosa, en el párpado superior izquierdo, y hemorragia subconjuntiva izquierda, por lo que requirió de 21 días de curación y observación médica.

Refirió Saab que el 6 de mayo se efectuó la audiencia de imputación en sede fiscal al adolescente agresor, de 15 años de edad, por el delito de lesiones intencionales personales graves, previsto y sancionado en el Código Penal venezolano.

Otro hecho que encendió las alarmas ocurrió el 27 de abril. Un adolescente de 14 años le propinó varios golpes a otro adolescente de 13 años, en la sede del Colegio Loyola Gumilla, de Puerto Ordaz, en el estado Bolívar.

Durante esta investigación, se determinó que la víctima presentaba contusiones equimóticas y excoriadas, distribuidas en la cara lateral izquierda del cuello, región fronto-temporal izquierda y codo izquierdo, teniendo un periodo de curación de 10 días.

Saab señaló, e hizo hincapié al hacerlo, que el adolescente víctima informó a la directora del colegio de lo que sucedía. No obstante, ella habría hecho caso omiso a su llamado de ayuda.

Ante esta actitud, precisó el representante del Ministerio Público que se le abrió una averiguación penal, imputada por el delito de omisión, el cual está previsto en el artículo 219 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño, Niña y Adolescente –Lopnna-, en concordancia con el artículo 413 del Código Penal y las circunstancias agravantes del artículo 217.

El último hecho relatado por Saab tiene que ver con un video que llegó a manos del Ministerio Público, el 4 de mayo. En este se observa a cinco adolescentes de 15 años, 2 de 14 años y una de 13 años, agrediendo físicamente a Ginneth Mas y Rubí Parra, de 30 años de edad, quien padece de trastorno de desarrollo intelectual o síndrome de Down.

Ante la aberrante escena, se comisionó a la Fiscal 31ª con competencia en el Sistema Penal de Responsabilidad de los Adolescentes, a investigar el caso a fondo. El 9 de mayo se realizó la audiencia de imputación en sede fiscal de las dos adolescentes de 14 años de edad, y una de 15 años de edad, por el delito de lesiones personales intencionales.

Entre tanto, la otra adolescente, de 13 años de edad, fue remitida al Consejo de Protección competente, mientras que la quinta agresora, de 15 años, se encontraría evadida del proceso, según señaló Tarek William Saab.

Táchira no escapa a esta realidad

En una institución educativa del Táchira, una adolescente fue agredida por tres de sus compañeras, en uno de los casos más complejos con los que han tenido que lidiar funcionarios del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente.

Para entenderlos, se hace hincapié en la familia, en que los niños y adolescentes, en muchos casos, repiten modelos y actitudes del hogar en la escuela y otros ambientes, apuntó una abogada que labora en estos despachos.

Del mismo modo, la prevalencia de la impunidad podría ser detonante de nuevos episodios violentos, en los que un grupo de estudiantes hostiga a uno de sus compañeros, lo humilla a cada instante, violentando su integridad.

Para contrarrestar estas situaciones, el pasado lunes 09 de mayo, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, anunció que la Fiscalía Superior del estado Táchira dio inicio al Plan de Prevención Contra el Acoso Escolar, en el Colegio Juan XXIII del municipio San Cristóbal.

Precisó, a través de su cuenta en Twitter, que los fiscales de la región abordarán 63 escuelas, para sensibilizar a las comunidades estudiantiles, con un previsto de atención a 2.600 alumnos de la entidad.

Entre tanto, expertos plantean que los niños y adolescentes requieren de toda la atención de los padres. La existencia de una comunicación asertiva y fluida en el seno familiar es una de las bases de una autoestima sana. No deben existir más víctimas, pero tampoco más agresores. (RM)

- Advertisment -
Encartado Publicitario