“Autor de atentado en Bogotá era del ELN y entrenaba a guerrilleros en Venezuela”

7772
Una larga vida criminal y terrorista tuvo el suicida guerrillero José Aldemar Rojas Rodríguez.
Una larga vida criminal y terrorista tuvo el suicida guerrillero José Aldemar Rojas Rodríguez.

El ministerio de la Defensa de Colombia confirmó que José Aldemar Rojas Rodríguez, autor material del atentado con carro bomba en la Escuela de Policía en Bogotá, era militante del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y entrenaba guerrilleros en Venezuela.

Según informó en rueda de prensa Guillermo Botero, ministro de Defensa colombiano, el sujeto de 56 años, entró a las filas de la organización terrorista en 1994.

En 2003 se convirtió en instructor en Arauca. Según las investigaciones, se desplazaba constantemente para enseñar el manejo de explosivos a miembros del ELN en Venezuela.

Su residencia era en la vereda Boja, de Cubará, departamento de Boyacá.

La zona limita con el departamento de Arauca -con fuerte presencia del ELN- y la frontera con Venezuela. Él sería el propietario de la camioneta, según dio a conocer Caracol Noticias.

De Rojas se sabe que no tenía antecedentes judiciales y que se movilizaba entre los departamentos de Boyacá, Tolima y Arauca, este último donde habría comprado la camioneta del atentado en mayo del año pasado.

En 2015, el terrorista buscó ser incluido en la lista de integrantes de las FARC para obtener beneficios y acogerse a un proceso de paz pero no formó parte de ese grupo.

Rojas Rodríguez, también conocido como “Mocho” y “Kiko”, condujo  este jueves, una camioneta cargada con explosivos hasta la Academia de la Policía Nacional en Bogotá.

Al ser descubierto por los uniformados, aceleró y activó la carga, causándole la muerte a 21 personas e hiriendo a otras 51.

El Fiscal General de Colombia, anunció  más tarde, la  detención de Ricardo Andrés Carvajal Salgar, quien reconoció su participación en el acto terrorista.

Le incautaron  un celular, «Manual del combatiente» y uniformes overoles. Le imputarán delitos de homicidio agravado y terrorismo.

Otro implicado

Por su parte, Wilson Hernández, sería otro posible implicado en el atentado, puesto que este sujeto llevó  a revisión dos veces, en Arauca,  el carro que explotó el jueves.

Se rastrea un traspaso el 5 mayo de 2018. Los investigadores no tienen duda de que el carro-bomba llegó a Bogotá por carretera desde Arauca, en donde lo ubican desde 2017.

Según registros de la Secretaría de Tránsito de Arauca, un hombre identificado como Wilson Hernández solía conducir ese vehículo y lo llevó en dos ocasiones a la revisión tecnomecánica en el local conocido como Centro de Diagnóstico Automotriz El Arauco.

“Hernández lo manejaba pero traía la tarjeta de propiedad a nombre de José Aldemar Rojas Rodríguez”, dijo un alto funcionario de Arauca.

El Ministerio de Defensa confirmó  que contaban con dos pistas adicionales:  el traspaso de la Nissan Patrol, de placas LAF565, que data de mayo de 2018; y el fólder del vehículo en el que aparece radicado en Bello, Antioquia.

También se sabe que el vehículo permanecía en Saravena, hasta donde se desplazó una unidad móvil a practicarle el análisis tecnicomecánico tanto en 2017 como en 2018.

Esta información ya le fue suministrada a la Fiscalía que busca tanto al anterior propietario como a Wilson Hernández, quien solía conducir el carro, propiedad de Rojas. (MB)