Inicio Sucesos Con burundanga estarían robando a mototaxistas en la zona norte

Con burundanga estarían robando a mototaxistas en la zona norte

Angustiados se encuentran los mototaxistas que operan en la zona norte del Táchira, por la lamentable situación que ha vivido una parte de sus compañeros, al ser víctimas de desconocidos que estarían utilizando escopolamina, conocida como “burundanga”, una droga que reduce la voluntad y “borra” la memoria de las personas durante el periodo de tiempo que duran sus efectos.

Algunos mototaxistas que ya han sido víctimas de estos delincuentes manifiestan que les ofrecieron una bebida y, al pasar un rato, terminan en un municipio cercano de la zona norte, robados y desorientados, ameritando ser internados por un par de horas en un centro de salud, mientras logran recuperarse y acuden sus familiares para trasladarlos a sus casas.

El último caso se registró el lunes, cuando la víctima se trasladó de San Cristóbal a Colón

El efecto de la burundanga, aproximadamente, dura dos horas. Las personas terminan siendo drogadas fácilmente, debido a que los antisociales impregnan billetes con esta sustancia; también a través de bebidas o simplemente con un soplido, donde minutos después la víctima se encuentra bajo el dominio de ese desconocido que estaría a punto de cometer el robo, pues mientras dura el efecto de la “burundanga” se “borra” la memoria de quien la ha recibido.

En diferentes zonas del Táchira se han reportado casos bajo la misma modalidad. A los mototaxistas, presuntamente drogados con escopolamina, los hacen trasladarse desde Táriba, San Cristóbal, Ureña, Ayacucho o la población de La Fría, y luego aparecen principalmente en la ciudad de San Juan de Colón, desorientados, con pérdida de memoria, y sin sus motocicletas.

Uno de los primeros casos ocurrió en el casco céntrico de San Juan de Colón, donde a la víctima le solicitaron una carrera hacia la parte alta de la ciudad. El mototaxista recibió una bebida y posteriormente comenzó a sentirse extraño; inmediatamente llamó a un familiar que estaba cerca y recibió ayuda, pero el pasajero huyó velozmente, luego que minutos antes le regalara la bebida a la víctima.

“Yo me salvé de que me robaran la moto porque, donde ocurrió todo, estaba cerca un hijo mío y logré llamarlo antes de perder el conocimiento por completo, pero cuando me auxiliaron duré varias horas desorientado; a ese pasajero, o ladrón, más nunca lo vi”, dijo el hombre, quien prefirió no revelar su nombre.

La misma situación ocurrió con otro mototaxista, de aproximadamente 60 años de edad, quien laboraba en una línea de la población de Táriba, donde al parecer una mujer le solicitó una carrera hasta San Juan de Colón y luego apareció desorientado, golpeado y robado, en la plaza Bolívar de la localidad, siendo auxiliado por el jefe del Órgano de Defensa Integral -ODDI- de Ayacucho, que lo trasladó hasta el hospital “Ernesto Segundo Paolini”.

Bajo el mismo modus operandi se reportaron casos a través de los medios de comunicación, de un trabajador del municipio Pedro María Ureña y otro de García de Hevia, sumando ya más de cinco motocicletas robadas y se desconoce si las autoridades han logrado recuperarlas.

El último caso se registró el pasado lunes, 29 de noviembre, cuando un hombre, quien manifestaba llamarse Marco Lacruz, trabajador de la línea “El Castillo” de San Cristóbal, apareció en Los Tomistas de Colón, con los mismos síntomas que el resto de las víctimas y sin su vehículo. El hombre fue trasladado al hospital de la localidad para brindarle los primeros auxilios, y se esperaba la presencia de su familia.

Por ello, ahora tomarán medidas y solicitarán datos personales para realizar carreras de larga distancia.

Ante los continuos robos que se han registrado bajo la misma modalidad, los mototaxistas que operan en el municipio Ayacucho solicitarán al cliente la cédula de identidad y tomarán registro fotográfico a los pasajeros que viajen fuera de la jurisdicción, con el fin de evitar situaciones similares.

Yofri Escalante, presidente de la línea “Virgen de Guadalupe”, de la ciudad de San Juan de Colón, pidió a los organismos de seguridad aumentar los patrullajes y solicitar documentación en las alcabalas de la zona para evitar que continúe esta problemática.
“Necesitamos que aumenten los operativos de seguridad, solicitamos ayuda, que patrullen y estén pendientes de lo que está pasando, pues en San Juan de Colón tenemos uno de los casos, donde un muchacho que trabaja en la línea “Buitrago” fue drogado en La Fría. Ya van más de cinco casos”, se lamentó.

El presidente de la línea narró cómo ocurrieron los hechos y pidió la ayuda de las autoridades policiales. “Al muchacho lo sacó de la línea un pasajero para La Fría, allá mismo lo drogaron, el pasajero le ofreció un jugo, y lamentablemente terminó robado y desorientado, duró varias horas así. Esta situación se puede salir de control, hasta el momento están siendo drogados, pero después pueden ser hasta ultimados; por eso, pedimos ayuda a las autoridades”, dijo Escalante.

Los mototaxistas temen que esta problemática continúe en el estado Táchira, pues la situación económica los obliga a aceptar las carreras a distancia para poder hacer un poco de dinero para llevar a sus hogares.

Daniela González

Salir de la versión móvil