Delincuentes tomaron dos niñas de rehenes durante asalto a un autobús

10687
Foto obtenida de El Impulso.

Lo que parecía ser una mañana tranquila, se convirtió en una pesadilla, justamente a las 8:00 am en la avenida Venezuela, con calle 22 de Barquisimeto, estado Lara, cuando de forma repentina y apresurada, una unidad de transporte público de la ruta 23 de Enero (Barquisimeto-Acarigua), placas 502AA3K, con más de 20 pasajeros a bordo aceleró, dejando en la parada al colector y un pasajero apunto de abordar.

El colector a percibir tal hecho, indujo que se trataba de un posible asalto, por lo que decidió buscar ayuda, así que informó lo ocurrido a un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que se encontraba cerca del lugar, reseñó el portal del diario El Impulso.

El funcionario solicitó refuerzos del Centro de Coordinación Policial Metropolitano (CCPM) y comenzaron la persecución de la unidad desde la carrera 18 con 24 hasta la carrera 18 con 37, donde los 5 delincuentes fueron interceptados por los cuerpos de seguridad.

Amenazaron a todos

Franklin Aguilar, director de la Policía Nacional Bolivariana, declaró que “dentro de la buceta se encontraban 5 sujetos (3 hombres y 2 mujeres), que amedrentaron a los pasajeros con un arma de fuego y una arma blanca, para despojarlos de sus pertenencias”.

El Impulso conversó con Yosbely Hernández, madre de dos menores de edad de 9 años y 10 años, quien aseguró que sus hijas fueron tomadas como rehenes por dos de los delincuentes para usarlas de protección al verse interceptados por la PNB y CCP, ya que pusieron resistencia para la entrega.

“A mi hija la agarraron de la mano, los delincuentes se intentaron proteger con ella, yo le quite a mi hija de las manos y le dije que con ella no se metieran y comencé a orar, nos amenazaban que nos asesinarían, decían que teníamos la muerte encima”, dijo Hernández.

Foto obtenida de El Impulso.

Funcionarios de la policía se encargaron de negociar la entrega de los antisociales, para liberar a los pasajeros donde se encontraban mujeres, niños y adultos mayores, sin embargo antes de rendirse hubo un intercambio de disparos entre policías y maleantes.

“Las dos mujeres eran muy agresivas, nos maltrataron mucho y ellas mandaban a los hombres, una de ella quiso pasar desapercibida cuando los funcionarios entraron en el bus, recostándose en mi hombro y haciéndose la dormida, pero las descubrieron, cuando se sentó a mi lado, me golpeó y me dijo que me quedara quieta”, expresó María García, quien tiene 60 años.

Cuatro de los delincuentes implicados en el hecho tienen residencia al oeste de la ciudad (El Paraíso) y uno de ellos al norte (Trompillo), quienes están siendo investigados por la PNB. Del mismo modo, se pudo conocer que dos de ellos ya tienen entradas por robo al transporte público.

Aguilar informó que serán procesados por los delitos de asalto a mano armada y secuestro. Se pudo conocer que una de las mujeres implicadas es menor de edad y dice estar en estado de gestación.