Durante liposucción en local de San Antonio falleció cosmetóloga colombiana de 25 años

31174

Tras el fallecimiento de una cosmetóloga colombiana,  durante una liposucción que le practicaron en un local de San Antonio del Táchira, dos médicos venezolanos  residentes en el estado Barinas,  encargados de practicarle la cirugía estética, fueron  detenidos por el Cicpc y se encuentran a disposición del Ministerio Público.

De acuerdo  a la información que sobre el hecho se pudo recoger, la cosmetóloga Wanda    Ayline Carrillo Romero, de 25 años de edad, murió el día miércoles  en la noche, luego de agravarse su condición de salud mientras le  realizaban la liposucción en un local  San Antonio del Táchira, en la calle 5, entre carrera 8 y 9, del sector Sánchez Osorio.

Este sitio, a juicio  de los expertos, inadecuado para este tipo de cirugías, incluso se mencionó que no podría llamársele “clínica  clandestina”, por cuanto  ni siquiera contaba con instrumentistas, menos con una Unidad de Cuidados Intensivos.

“Es un local, tal cual,  que carece de todo los protocolos de bioseguridad, de higiene, ni siquiera cuenta con un nombre comercial,   pero que por el diferencial cambiario  las colombianas prefieren hacerse acá esas cirugías, sin tomar en cuenta eso, el lugar donde serán operadas sin pensar en las consecuencias”,  comentó uno de los expertos.

Este mismo miércoles  en la noche se le practicó la autopsia a la joven, determinando que  un   pulmón,  fue perforado  por la cánula provocándole desangramiento, shock hipovolémico, y un edema cerebral que se le formó que finalmente la condujeron a la muerte por una hemorragia interna, a causa de  la mala praxis médica.

En cuanto a los médicos que el Cicpc aprehendió, se dijo  que son  del estado  Barinas, que cada ocho días viajaban a San Antonio del Táchira para realizar este tipo de cirugías a colombianas  a las que les cobraban en pesos, y luego retornaban a la vecina entidad llanera, que ahora podrían estar enfrentando cargos, al menos, por Homicidio Culposo, pero  que si se ahondara en el caso, como por ejemplo que  se tomara en cuenta el lugar  no acorde que utilizaban para tales cirugías, podría transformarse  en un Homicidio Intencional a Título de Dolo Eventual