En estado crítico sigue boxeador venezolano que sufrió derrame cerebral tras ser noqueado

9654
Pese a que su entrenador le pidió que no enfrentara el octavo round, Yeison Cohen salió a la lona para ser noqueado.

El  boxeador  venezolano Yeison Cohen empeoró, durante las últimas horas, su estado de salud, de pronóstico reservado, y permanece  en la sala de cuidados intensivos de una clínica de Barranquilla, Colombia, al sufrir un derrame cerebral tras ser noqueado en el octavo asalto por su contendor  Hugo Berrío, el pasado viernes en la noche.

El pugilista fue a parar a la lona mientras  se enfrentaba a Berrío durante una velada boxística realizada en la ciudad colombiana de Barranquilla.

El joven fue asistido de inmediato e intervenido de urgencia en horas de la madrugada del sábado, pero aseguran sus allegados que su estado ha empeorado.

Cohen peleaba el viernes por la noche con el colombiano Hugo Berrío, en una pugna pactada a ocho asaltos, encuentro que  hizo parte de la cartelera realizada en el Hotel El Prado y en la que además hubo otros cuatro enfrentamientos.

En declaraciones a los medios de comunicación, el médico que prestó los primeros auxilios a Cohen en el ring, John Barrera, aseguró que el entrenador le dijo al boxeador que “no saliera cuando iba a comenzar el octavo asalto y en ese momento se desplomó y comenzó a convulsionar”.

Sobre la lona, el venezolano recibió los primeros auxilios, con acciones de reanimación cardiopulmonar, antes de ser trasladado en ambulancia hacia el centro asistencial.

La Clínica General del Norte, en donde es atendido Cohen, informó que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, luego de que fuera operado de un hematoma en el cerebro.

“El estado es crítico. En la tomografía se le encontró un hematoma. Fue operado y no está consciente. Se espera su evolución en las próximas horas”, manifestó al respecto Danilo Meléndez, médico de la entidad de salud.

Mientras que el pugilista  colombiano que lo noqueó, con evidentes señales de remordimiento  y culpa, se preguntaba  incesantemente: ¿Si le pasa algo a Yeison, qué será de sus hijos?”. (MB)