sábado 26 septiembre, 2020
Inicio Sucesos En habitación que alquilaba en Cúcuta mataron a “perrocalientero” venezolano

En habitación que alquilaba en Cúcuta mataron a “perrocalientero” venezolano

4.716 views

El venezolano asesinado apenas tenía un mes alquilado en la vecindad del barrio La Victoria.

En avanzado estado de descomposición fue localizado el cadáver de un larense que en Cúcuta, Colombia, trabajaba vendiendo perros calientes.

El hallazgo del cadáver del larense, Carlos Alberto Mendoza Zambrano, de 40 años, lo hicieron en la habitación que tenía alquilada en una vecindad ubicada en la calle 6 con avenida 6 del barrio La Victoria, cuyo putrefacto olor que se desprendía de la misma puso en alerta a otros inquilinos, desde la tarde del sábado.

Llegada la noche y descartando que se tratara de un animal muerto, los vecinos tomaron una escalera y se asomaron por pequeñas ventanillas de la habitación, pero no lograron ver nada, aunque el hedor aumentaba cuando se acercaban.

Por ello, presumiendo que a Carlos Alberto le hubiera pasado algo, pues no lo veían desde el jueves, al llegar un hijo del propietario de la vecindad y un amigo de la víctima optaron por violentar el  candado  del cuarto y entrar, hallando el cadáver en descomposición del hombre, con una profunda herida en el cuello.

Estaba sobre una colchoneta, sin camisa. Tenía una almohada y sábanas sobre el rostro.

En el lugar en que siempre lo ubicaba en la habitación, yacía el carro de  los perros calientes con el que trabajaba y el resto complemente en desorden, por lo que se presume que quien lo mató lo hizo para robarlo. Es por ello que las autoridades colombianas  esperan que las cámaras de seguridad de los alrededores les puedan aportar alguna pista sobre el asesino.

Mientras tanto, los investigadores levantaron huellas en la escena del crimen y colectaron algunas evidencias que ayuden en la indagación.

Carlos Alberto ubicaba todos los días su puesto de comida en  la calle 5 con avenida 7 del mismo sector donde vivía. El jueves, en la noche, fue la última vez que los vecinos vieron con vida a la víctima, luego de que saliera de la vecindad.

Regresaba de madrugada a la vecindad, por lo que nadie notó cuando lo hizo, seguramente durante las primeras horas del viernes. Era padre de 5 hijos. Hace un mes llegó en compañía de uno de ellos, de 16 años, a vivir en la vecindad, pero a los pocos días, el adolescente se fue y lo dejó solo.

Sospechan de un hombre al que llaman el Guajiro, a quien  se le vio acompañando a la víctima en los últimos días. El larense había recibido, por encomienda, un dinero que sería destinado  a la compra de un medicamento para una hija.  (MB)