sábado 28 noviembre, 2020
Inicio Sucesos Era enfermera en el Seguro Social la mujer asesinada en El...

Era enfermera en el Seguro Social la mujer asesinada en El Hiranzo

27.003 views

En horas de la mañana del martes fue reconocida por familiares que acudieron a la sede del Cicpc, en la avenida Marginal del Torbes, a indagar sobre la mujer encontrada sin vida el pasado domingo en zona de El Diamante, y se estableció que se trataba de Karla Guerrero Suárez, de 39 años de edad, enfermera y madre de dos niños


Por Armando Hernández


Como Karla Vanessa Guerrero Suárez, enfermera de 35 años de edad, madre de dos niños, con residencia en la carrera 2 del barrio Coconito de Táriba, fue identificada por funcionarios del Eje Contra Homicidios del Cicpc – Táchira la mujer que el pasado domingo fue encontrada sin signos vitales y evidentes señales de violencia, en la parte alta del sector El Hiranzo.

La identificación se logró mediante reconocimiento practicado con los familiares de la víctima, que en horas de la mañana del martes acudieron a la sede detectivesca, en la avenida Marginal del Torbes, para denunciar su desaparición y, al mismo tiempo, indagar sobre la mujer desconocida localizada el pasado domingo en un terreno baldío ubicado en la parte alta de la calle principal de El Hiranzo, de lo cual los vecinos se enteraron a través de Diario La Nación.

Enfermera de profesión, Karla trabajaba en el hospital del Seguro Social

Karla Vanessa trabajaba en el hospital del Seguro Social y era madre de dos niños, de 4 y 8 años de edad. Estaba desaparecida desde las seis de la tarde del pasado sábado 17 de octubre, cuando salió de su residencia ubicada en la carrera 2 con calles 3 y 4 de Táriba, sin explicar a dónde se dirigía. El domingo, en la mañana, intentaron establecer contacto con la mujer, pero no contestaba llamadas ni mensajes; su celular aparecía apagado, solo la contestadora, según se comentó en el vecindario.

El lunes la preocupación aumentó y se comenzó a indagar con amistades, centros asistenciales y otros lugares, con resultado negativo.

El martes, a eso de las siete de la mañana, un vecino comentó que el lunes leyó, en información publicada por Diario La Nación, sobre la localización del cadáver de una mujer. “Encontraron a una mujer muerta a golpes en el barrio El Diamante y pudiera tratarse de Karla”, refirió el hombre. “La prensa dice que la mujer no fue identificada por falta de documentos, pero habla de dos tatuajes, que coinciden con los que ella tiene”, argumentó más adelante.

Los familiares de la enfermera optaron por dirigirse a la sede del Cicpc para denunciar la desaparición, solicitar información sobre la mujer encontrada sin vida el pasado domingo y hacer un reconocimiento, si era necesario. En la Brigada Contra Homicidios, los detectives les mostraron fotografías de la mujer y sus tatuajes, uno de ellos con la figura de un dragón, localizado en la región escapular. También mostraron fotos de la vestimenta, pantalón jean de color azul y una blusa de color rosado. Todas las cosas coincidían y pese a las lesiones que los golpes dejaron en su rostro, sus familiares lograron reconocerla.

Rápidamente la noticia llegó a Táriba y la consternación se instaló en la carrera 2 entre calles 3 y 4 del barrio Coconito, debido a que la dama era una persona muy apreciada y querida en el vecindario, por su carisma y la cooperación que solía prestar a miembros de la comunidad, especialmente si estaban enfermos. “Ella era muy buena con todos y por eso la queremos mucho”, comentó uno de los consternados vecinos, para agregar luego: “No sabemos a qué hora la traerán, pero aquí estamos esperando el cadáver para orar por ella”.

Lea aquí el día que encontraron el cadáver de Karla

De igual manera, se comentó que lo ocurrido con Karla Vanessa Guerrero Suárez, hasta el momento, está rodeado del más absoluto misterio. En el barrio se hacen conjeturas que son producto de especulaciones. En el ámbito policial hay un absoluto hermetismo y hasta se comenta que en realidad no hay pistas sobre el particular.

De momento, las investigaciones están centradas en lo que se considera como el entorno de la víctima y los expertos en la investigación de homicidios se han desplegado, discretamente, por el barrio Coconito en busca de pistas. Es fundamental tratar de saber qué ocurrió en las últimas horas de vida de la enfermera, desde el mismo momento que salió de su casa, pasadas las seis de la tarde del sábado 17 de octubre.

- Advertisment -