Gaes abatió a uno y detuvo a otro de los plagiarios del comerciante que rescataron en Punta de Piedra

4870

Funcionarios del Gaes21-Táchira dieron de baja a uno y aprehendieron  a otro de los  delincuentes responsables  del secuestrode un comerciante tachirense, el  22 de diciembre, en Barinas, el cual en una reciente operación de esta misma unidad táctica-militar, fue rescatado en Punta de Piedra, en los límites con esa entidad llanera.

El hecho en el que tuvo  lugar un enfrentamiento entre el Gaes y los hampones, tuvo lugar a las 6 de la tarde aproximadamente, en dos puntos distintos: en  La Ermita, frente a la  plaza San Miguel, donde se suscitó unprimer intercambio de disparos  y detuvieron  a J. Vivas, de 50 años, y  en la  vía a La Machirí, donde en una segunda balacera, resultó herido y  pese a ser trasladado al Hospital Central de San Cristóbal, ingresaron sin vida a Luis Fernando Tovar Robayo, alias “Langaroso” o “Perro Yángaro”.

La situación que terminó con el saldo ya descrito tuvo  origen en la ambición de los varios delincuentes, que  aunque tenían conocimiento que su víctima había sido rescatada por el Gaes, el 26 de enero, pretendían aún lucrarse extorsionando a la familia, exigiéndole los 300 mil dólares, monto original que pedían por la liberación de a Henrry Jaimes Narváez, de 58 años,  el tachirense objeto del plagio.

Sin embargo, la esposa de Jaimes,  una vez comenzó  a recibir las llamadas extorsivas de desconocidos con acento colombiano, en las que daban cuenta que sólo así, pagando,  “dejarían quieta a la familia”, la  dama, que durante el secuestro recibió suficiente y efectiva asesoría del Gaes, supo  manejar la situación  y luego, acudió a denunciar lo que estaba pasando.

Fue así como en coordinación con  funcionarios del Gaes-Táchira se planeó, mediante una entrega controlada de dinero, la captura en flagrancia de los delincuentes.

El lugar, y antes de la hora acordada  por los sujetos, fue tomado  de manera estratégica por los funcionarios, a la espera  de  poder detenerlos al momento que recibirían de la esposa el dinero que se suponía había accedido a pagar. 

Allí se hicieron presentes unos delincuentes en moto. Una vez   J. Vivas recibió el pseudopaquete con el dinero, los militares dieron la voz de alto, la cual fue desacatada  por los sujetos, dando paso a un intercambio de disparos, en el que Vivas, fue detenido, en tanto que los demás huyeron.

Esta acción fue seguida de una persecución por parte del Gaes que a la entrada de la Machirí se originó  un segundo enfrentamiento en el que Luis Fernando Tovar Robayo, fue mortalmente herido.

Tovar Arroyo, de nacionalidad colombiana, fue luego  identificado por la víctima del secuestro como uno de los que fungía como su “cuidador”. Se dijo además que pertenecía a un grupo paramilitar.

Del caso conoció la Fiscalía 33 del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Táchira, a cuya disposición está el detenido y también las evidencias incautadas: un arma de fuego tipo revolver, marca Smith & Wesson, calibre .38, sin serial visible; una moto, Suzuki, modelo EN-150, gris, placas AH1U5A, un teléfono celular y el pseudopaquete con el supuesto dinero de la extorsión.           

Miriam Bustos