La pareja de misioneros fallecidos en el choque será llevada a Aruba para el sepelio

6975
Imagen cortesía

La lamentable tragedia ocurrida el lunes, donde una pareja de misioneros y el conductor del vehículo, en el que se trasladaban, murieron al chocar contra un camión cisterna, aún mantiene en vela a los familiares. Entre el dolor por la pérdida y los trámites para poder llevarse los cuerpos, la familia de Ilsy Beatriz Segrera Cruz vive su duelo.

“Ellos iban al velorio de una sobrina de Ángel, el esposo de mi hermana. La muchacha vivía en Santa Marta, Colombia, y allá los recibirían. En Venezuela solo estaban de paso. Cuando recibimos la noticia quedamos destrozados”, lamentó, a las afueras de la morgue de LUZ, Wilson Segrera. Publicó Noticia al Día

Ilsy Segrera y Ángel María Fernández Ruda (55) tenían más de 30 años casados. Su vida la dedicaban a una Iglesia en Aruba, donde vivían desde dos décadas. “Eran una pareja muy respetada. Como los pastores que son, tenían muchos amigos y familia allá en la isla”, contó el hermano de Ilsy.

Los esposos eran procedentes de Colombia. Ambos tenían en el país hermano a gran parte de su familia. En Aruba dejaron a sus hijos. “Tenían tres: el mayor debe tener como 30 años, la muchacha que le sigue, unos 22 y el otro varón 20”, precisó Wilson.

Además de dedicarse a la vida cristiana, Segrera asegura que la pareja “seguramente tenía negocios o alguna fuente de ingreso para ganarse la vida”.

El hermano de Ilsy llegó a Maracaibo la tarde del martes para poder gestionar los trámites necesarios y solicitar el traslado de los cadáveres hasta Aruba, a petición de los hijos.