viernes 3 febrero, 2023
InicioSucesos"Los guardias decían que no podían pasar porque el puente Unión estaba...

“Los guardias decían que no podían pasar porque el puente Unión estaba trancado”

5.679 views

La niña de cinco años era trasladada en una ambulancia conectada a una bombona de oxígeno, desde La Fría, municipio García de Hevia de Venezuela, a Puerto Santander, en Colombia, pero los uniformados del punto de Control de Boca de Grita no la dejaron pasar. Familiares tuvieron que desconectarla y pasarla en una carretilla. La niña murió apenas cruzó el puente por falta de oxígeno


Raúl Márquez


Jonathan Pernía Daza, padre de la niña de cinco años fallecida en la frontera, identificada como M. S. Pernía, comentó al perfil noticioso en Instagram Fogón Informativo que su esposa, con la niña, en compañía de una cuñada, arribaron en la ambulancia al Punto de Control del puente La Unión, Boca de Grita, municipio García de Hevia, a eso de las 3:30 de la mañana de este miércoles 30 de noviembre.

«En ese momento fue cuando el guardia le dijo que no podían pasar la ambulancia para aquel lado, hacia Colombia, porque no tenían la orden».

Ante la negativa de los uniformados, es entonces cuando deciden desconectarla, bajarla de la ambulancia y pasarla en una carretilla de madera. «Cómo la van a dejar pasar… En una carrucha, como dice la gente, como un bulto de papa… Eso era innecesario».

Comenta que ya habían cruzado el puente cuando la niña falleció por falta de oxígeno. «Llegamos al puesto de salud cuando la doctora la revisó y me dijo que la niña ya no tenía signos vitales. Entonces mi esposa se regresó con mi cuñada con la niña montada en la carretilla hasta Boca de Grita».

Explica que tiempo después, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de La Fría se encargó del levantamiento del cadáver de su hija.

«Exijo a Freddy Bernal que deje pasar a los enfermos a Colombia»

Indicó que no iba a interponer ningún tipo de denuncia sobre lo ocurrido y exigió a los entes de seguridad de los puestos de control de la frontera, que dejen que las personas enfermas crucen el puente, en busca de atención médica en centros de salud del vecino país.

«No exijo justicia, le exijo a Freddy Bernal que deje pasar a las personas que van para allá enfermas, que está la mejor atención médica, allá en Colombia, que aquí en Venezuela. Aquí nosotros no tenemos insumos», subrayó.

Finalmente, dijo que iba a dejarlo todo en manos de Dios. «Los guardias decían que no podían pasar porque el puente estaba trancado. Cuando la niña mía cruzó, falleció. Eso también fue negligencia médica… Pero yo quiero dejar todo en manos de Dios. Lo que quiero es darle cristiana sepultura a mi hija, y ya lo que fue, fue», sostuvo, con un dejo de tristeza, Jonathan Pernía Daza.

 

Encartado Publicitario