miércoles 1 febrero, 2023
InicioSucesosMueren quemados tres niños venezolanos en Los Patios, Norte de Santander

Mueren quemados tres niños venezolanos en Los Patios, Norte de Santander

10.375 views

Tres niños de 4, 2 años y 11 meses, de nacionalidad venezolana, murieron como consecuencia de las graves quemaduras que sufrieron, tras desatarse un incendio al interior de su vivienda, ubicada en la calle 22, entre avenidas 9 y 10, del barrio 11 de Noviembre, en la localidad de Los Patios, Norte de Santander.

Los menores fallecidos fueron identificados como Yofran Jesús Castillo Aguín, de 4 años, Yoscar Andrés Díaz Aguín, de 2 y el bebé Yeferson Josué Díaz Aguín, de 11 meses de nacido, todos hermanos; mientras que María de la Paz Peraza, abuela de los niños, resultó herida con quemaduras de consideración en sus manos.

El hecho se registró cerca de las 10 de la mañana de este martes seis de diciembre, cuando miembros de la comunidad reportaron la emergencia a los bomberos, al percatarse del espeso humo que salía del interior de la vivienda.

Mientras llegaban los bomberos, otros vecinos entraron al lugar y ayudaron a sacar a dos de los niños, los más pequeños de dos años y 11 meses, quienes fueron llevados al centro de salud de Los Patios, desde donde luego fueron trasladados al Hospital Erasmo Meoz de la ciudad de Cúcuta.

Por el niño de 4 años no pudieron hacer nada, cuando los bomberos llegaron a sacarlo de la casa ya éste se encontraba sin signos vitales.

Los pequeños vivían con su madre y su abuela, todos provenientes de Venezuela, quienes al momento del suceso se encontraban fuera de la casa, pues al parecer, aprovechando que los niños aún dormían, salieron a recoger una ayuda social que estaban entregando a personas de bajos recursos cerca de la zona.

Aunque la causa del incendio todavía es materia de investigación, las primeras hipótesis apuntan a que los niños, o al menos uno de ellos, habrían despertado y manipulado fósforos para encender una vela y el fuego, de alguna manera, entró en contacto con un líquido kerosene, que era almacenado en recipientes y se usaba para cocinar, desatando las llamas que pronto consumieron el lugar.

Esta familia venezolana había llegado apenas hace cuatro meses a Cúcuta proveniente de la ciudad de Acarigua, estado Portuguesa, buscando mayores oportunidades económicas y mejores condiciones de vida para los niños.

 

Wilmer Castellanos

 

Encartado Publicitario