miércoles 25 noviembre, 2020
Inicio Sucesos Obrero mató a dueño de una finca porque lo despidió de su...

Obrero mató a dueño de una finca porque lo despidió de su trabajo

10.022 views

Un obrero agrícola que supuestamente asesinó a golpes a su patrón, debido a que este lo había despedido de su trabajo, en la aldea La Nasa, sector de las minas de arena de Vega de Aza, municipio Torbes, fue apresado por funcionarios de la policía del estado Táchira, que lo arrebataron de las manos de un grupo de enardecidas personas que lograron interceptarlo al momento de intentar escapar y lo mantenían amarrado a un poste del alumbrado público.

Los hechos ocurrieron a eso de las diez y media de la mañana del jueves 22 de octubre, cuando funcionarios del puesto de la policía estadal en San Josecito, municipio Torbes, desarrollaban labores de patrullaje preventivo por la zona y fueron alertados por un grupo de personas sobre una situación anormal que se estaba presentando en la parte alta de Vega de Aza, vía a La Nasa, donde una grupo de personas mantenían a un ciudadano amarrado a un poste, con la cabeza cubierta con una funda de almohada y le estaban propinando golpes.

De inmediato los uniformados se trasladaron al lugar y, efectivamente, se encontraron con el hombre, atado de pies y manos, a quien inmediatamente brindaron protección. Los vecinos manifestaron que se trataba de un homicida, que en la mañana del mismo día había dado muerte a su patrón, de nombre Benedicto, durante una discusión ocurrida en la finca propiedad de la víctima, ubicada en la vía a las minas, parroquia Jesús Obrero del municipio Torbes.

Los patrulleros subieron al sujeto a su unidad y partieron al lugar para verificar, siendo seguidos por algunos vecinos que exigían castigo para el hombre, a quien consideraban como un asesino y lo identificaron como Y. J. Ramos Ilaraza, de nacionalidad venezolana y 23 años de edad. Los funcionarios de la policía estadal confirmaron la muerte del propietario de la finca, de nombre

Benedicto Medina Villamizar, venezolano de 68 años de edad, quien presentaba lesiones causadas con objetos contundentes. El cadáver estaba en la vaquera, zona que fue tomada por los funcionarios para evitar el ingreso de personas que pudieran generar algún tipo de contaminación o alteración de la denominada “escena del crimen”.

Por las primeras investigaciones se supo que el homicidio ocurrió en medio de una acalorada discusión que los dos hombres sostuvieron a primera hora del día en ese sector de la finca, debido a que por problemas de tipo laboral, Benedicto Medina había despedido al trabajador, pero este se resistía a marcharse y optó por mantenerse en la propiedad, pese a la negativa de su propietario, que en reiterada ocasiones le había pedido que se marchara, porque ya no trabajaba en ese lugar.

Según lo revelado por voceros policiales, una vez que ocurrió el homicidio, el sospechoso intentó escapar, pero fue atrapado por un grupo de vecinos, que fueron alertados por otros trabajadores sobre lo que había ocurrido. Ilaraza recibió algunos golpes y la oportuna intervención por parte de los funcionarios de la policía estadal evitó que fuera linchado, como se presume era la intención de algunos miembros de la comunidad, al momento de amarrarlo al poste.

Al lugar de los acontecimientos se trasladó una comisión detectivesca, adscrita a la División Contra Homicidios del Cicpc – Táchira, para proceder al levantamiento del cadáver de Benedicto Medina Villamizar y, al mismo tiempo, entrevistarse con los testigos.

Armando Hernández

- Advertisment -