Inicio Sucesos Por incumplir sentencia en caso de Johan Alexis Ortiz solicitan audiencia de...

Por incumplir sentencia en caso de Johan Alexis Ortiz solicitan audiencia de supervisión

Luego de cuatro años que el Estado venezolano admitiera, internacionalmente, su responsabilidad en la muerte del estudiante de la Esguarnac-Cordero, Johan Alexis Ortiz Hernández, ocurrida hace casi 24 años, y que se dictara una sentencia para resarcir apenas parte de los daños ocasionados a la familia de la víctima, la Asociación Interamericana de Defensorías Públicas -Aidef-, al percatarse que esta no se ha cumplido en su totalidad,  solicitó al secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Pablo Saavedra Alessandri, una audiencia de revisión.

La Aidef, creada en 2013 con el objetivo de establecer un sistema permanente de coordinación y cooperación interinstitucional de las defensorías públicas y de las asociaciones de defensores públicos de América Latina y el Caribe, cuenta con connotados abogados, de distintos países, los cuales son los apoderados judiciales de la familia Ortiz Hernández.

Apenas este miércoles, 27 de octubre, la Aidef envió la solicitud a Saavedra Alessandri para que fije una fecha, en la que el Estado venezolano deberá explicar las razones por las cuales ha incumplido la sentencia impuesta el 22 de agosto de 2017, que debía cumplirse en los siguientes seis meses.

“El 22 de agosto de 2017, la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió una sentencia de fondo, reparaciones y costas, mediante la cual declaró responsable internacionalmente a la República Bolivariana de Venezuela,  por la violación de los derechos a la vida y a la integridad personal (…), en perjuicio de Johan Alexis Ortiz Hernández, e igual lo encontró responsable por la violación de la garantía de juez natural (…) así como de los derechos a las garantías judiciales y a la protección judicial, en perjuicio de sus progenitores, Zaida Hernández de Arellano y Édgar Humberto Ortiz Ruiz (…) y a otros familiares directos. (…), vemos que no se ha cumplido con la mayoría de las reparaciones declaradas en la sentencia referida”, se lee textualmente en la misiva en mención.

“A medias”

“De acuerdo a la sentencia, entre otras cosas, el Estado venezolano está obligado a reparar íntegramente el perjuicio causado; por ejemplo, en 2018, debía colocar el nombre de mi hijo: Estudiante Johan Alexis Ortíz Hernández, a la promoción 108ª de la GNB, conformada por más de 2 mil graduandos egresados de varias escuelas del país, pero no se cumplió a cabalidad; sí le pusieron el nombre de mi hijo, pero como un requerimiento cualquiera,  nunca como epónimo, como homenaje a él; le colocaron “Ciudadano, en lugar de Estudiante” y, pues, la mayoría de los graduandos ni siquiera sabía quién fue él, ni las circunstancias en las que fue asesinado”, explicó Édgar Ortiz, padre del  joven asesinado.

—El Estado venezolano –agregó Ortiz-, de acuerdo a la sentencia, está en la obligación de investigar los hechos e identificar, juzgar y, en su caso, sancionar a los responsables por la muerte de mi hijo, y no lo ha hecho. Varios de ellos ya son generales; otros se han retirado de la GNB o se han ido del país. La Corte pidió sancionar a todos, incluyendo fiscales y jueces (por demora del proceso y denegación de justicia). Eso tampoco lo han cumplido. La GNB no ha cambiado el instructivo aplicado, en la formación de los estudiantes, en la Cancha Antisubversiva, es decir, utilizar municiones de salva, en lugar de verdaderas. La indemnización económica tampoco; en el medio impreso nacional de mayor circulación, el sitio web oficial del Estado, así como en la emisora de radio de mayor sintonía, en todo el país, debían publicar y dar a conocer la sentencia emitida, pero solo lo hicieron en Radio Tiuna; imagínese que ni los militares la escuchan.

El apoyo psicológico que debían recibir los padres y familiares directos de Johan Alexis, a causa del crimen, tampoco se concretó. El Estado debe realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional por los hechos del caso de mi hijo, y no lo ha hecho. El Estado nos debe garantizar las debidas garantías de seguridad para continuar en búsqueda de justicia, en acuerdo y coordinación con las mismas; pero, por ejemplo, aquí en Táchira, la Fiscalía 20ª del Ministerio Público dice que eso lo manejan en Caracas, y viceversa, o sea, nos pelotean. Aquí el proceso está como empezó, no avanzó nada”, aseguró Ortiz.

El 15 de febrero de 1998, el estudiante de la Esguarnac, Johan Alexis Ortiz Hernández, de 19 años, fue asesinado – según se determinó- mientras se encontraba en una práctica de campo de los Comandos Rurales, en una instalación militar de la zona sur del Táchira, tras la confabulación de varios de oficiales con un coronel (ahora general), que planeó el crimen llevado por los celos, pues percibía que había una relación amorosa entre su esposa y el joven estudiante. Johan murió en el hospital de El Piñal. En 2022 se cumplirán 24 años de ese crimen.   (Miriam Bustos)

“se siguen violando todos nuestros derechos”.
Salir de la versión móvil