domingo 27 noviembre, 2022
InicioSucesos«Su sonrisa lo iluminaba todo»

«Su sonrisa lo iluminaba todo»

12.949 views

El cuerpo de la joven tachirense fue hallado el viernes en la tarde, tras ocho días de la tragedia generada por la crecida de la quebrada La Molina en Lobatera


Por Raúl Márquez

Anni Monsalve, a sus 21 años, estaba esperando, con regocijo, el día de su graduación. Ese acto sería la punta de lanza de una serie de proyectos personales y profesionales relacionados con la profesión que escogió desde muy joven: La Psicología.

Pero al igual que los otros jóvenes que fueron arrastrados el viernes 23 de septiembre por la quebrada La Molina del municipio Lobatera, en momentos en que participaban en un campamento de la Iglesia Metodista El Maestro, sus aspiraciones quedarán como un dulce recuerdo de su paso por el mundo.

Una despedida muy emotiva. (Foto: cortesía)

Justamente ocho días después de aquella aciaga tarde, su cuerpo fue encontrado a poco más de un kilómetro del punto del desastre, tras una labor tiránica ejecutada con esfuerzo y ante condiciones adversas, por el equipo de rescate conformado por funcionarios de Protección Civil, Cuerpo de Bomberos y otros organismos.

Globos al viento

Este sábado 01 de octubre, entre lágrimas y cánticos, la joven fue sepultada en el cementerio municipal de San Cristóbal. En su honor, globos blancos fueron liberados a un cielo plomizo, mientras que en el corazón de sus allegados, su semblante siempre alegre, su solidaridad, y el apego a su familia y a las cosas de Dios, retumbarán en cada pálpito.

Cuentan amigas y familiares que desde pequeña comenzó a asistir a la iglesia Metodista, cumpliendo a cabalidad con las actividades religiosas. Asimismo, coinciden en que siempre fue una estudiante juiciosa, tierna y buena compañera.

«Anny tenía una luz y una energía inigualable»

Para su amiga Franyeli Rivera, Anni era una persona vitamina, «de esas que te ayudan a fortalecer y a sentirte mejor; de esas que te iluminan los días de obscuridad y que te sacan una sonrisa en tus momentos más duros».

A su juicio, tenía una luz y una energía inigualable. «Su corazón lleno de amor encantaba a todo el que la conocía, una persona noble, sincera, dispuesta siempre a apoyar y estar presente. Algo que la definiría perfecto, es que era una persona muy alegre, perseverante y que construyó cada cosa que quiso: ella logró mucho. Y todo eso que logró, se lo merecía.

Soy testigo de cómo era de aplicada, dedicada y entregada en cada una de las cosas que realizaba».

«Su partida nos deja el corazón roto, pero sé que ella misma nos dará fuerza y valentía para más adelante comprender, será un proceso largo… pero siempre estará presente en nuestras vidas, como ella era, feliz y alegre».

- Advertisment -
Encartado Publicitario