Inicio Sucesos Una presunta deuda lo condujo a la muerte

Una presunta deuda lo condujo a la muerte

El caso se judicializó en la fiscalía correspondiente del Ministerio Público. (Foto: Cortesía)

El crimen se perpetró la mañana del lunes 16 de mayo, en el sector 12 de Julio de Michelena. El hoy detenido habría disparado en varias ocasiones contra la víctima por deudas de drogas. El Ministerio Público investiga


Raúl Márquez


Un ciudadano de 22 años de edad está detenido y puesto a la orden del Ministerio Público, por su presunta responsabilidad en el homicidio de Jogly Jesús Briceño Carrero, de 31 años de edad, registrado el 16 de mayo en la calle principal del sector 12 de Julio, en la población de Michelena, jurisdicción del municipio homónimo, zona norte del Táchira.

El arma homicida. (Foto: Cortesía)

El supuesto victimario fue identificado como Y. D. Alviárez, de nacionalidad venezolana, quien al ser verificado en el Sistema Integrado de Información Policial –Siipol- presenta registro por drogas.

Su captura obedece al trabajo de inteligencia efectuado por los pesquisidores de la subdelegación San Cristóbal de la Unidad Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas –Cicpc-, en el entorno de la víctima, así como del cruce telefónico.

En efecto, la concatenación de datos y pistas recabadas en las diligencias de campo, así como en el análisis del perfil de Briceño Carrero, junto a las experticias de tipo telefónico, entrevistas a familiares, amigos y vecinos, fueron claves en el esclarecimiento del crimen, que desde el punto de vista policial estaría cerrado.

Los hechos

La mañana del lunes 16 de mayo, transeúntes que se dirigían a sus trabajos, al momento de transitar por la calle principal del sector 12 de Julio de la población de Michelena, jurisdicción del municipio homónimo, localizaron el cadáver de este hombre, de 31 años de edad.

Este yacía a un lado de la vía pública, presentando heridas en la cabeza y el pecho, producidas por el paso de proyectiles. De inmediato, dieron parte a las autoridades.

Comisiones de la Policía del estado Táchira –Politáchira- y de la Guardia Nacional Bolivariana –GNB-, de la jurisdicción, arribaron al sitio y procedieron a acordonar la escena del crimen, con el propósito de resguardar el material de tipo criminalístico.

Tiempo después, funcionarios adscritos a la Brigada de Investigaciones de Homicidios de la citada delegación del Cicpc Táchira procedieron con las experticias de rigor, el estudio planimétrico y la fijación fotográfica.

Seguidamente trasladaron el cadáver de Jogly Jesús Briceño Carrero a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, para que le fuera practicada la autopsia de ley.

La resolución del caso

Trascendió que, tras la dramatización de las últimas horas de vida de la víctima, los detectives determinaron que esta solía adquirir sustancias estupefacientes al investigado y que, incluso, en ocasiones le quedaba debiendo.

Al parecer, venía acumulando una deuda importante al respecto. Esta circunstancia habría sido el móvil del homicidio.

La mañana del crimen, el hoy imputado le pidió a Briceño Carrero que lo acompañara a hacer una diligencia. Este habría accedido a su solicitud y se montó, como “parrillero”, en la motocicleta del presunto asesino, marca Suzuki, modelo TS125, color gris, identificada con la placa AK8K77V.

Cuando se encontraban a la altura de la calle principal del citado sector de Michelena, el hombre sacó su arma de fuego y lo atacó a balazos, causándole la muerte a Jogly Jesús, de manera instantánea.

La detención del presunto homicida se efectuó mediante solicitud a la fiscalía conocedora de la causa, que tramitó ante el juez de Control correspondiente la privación judicial preventiva de libertad. Esta fue acordada por el juez de Control Nro. 7 de la Circunscripción Judicial del estado Táchira.

En cuanto a las evidencias del caso, recabadas durante la investigación, se encontraría el revólver utilizado por el victimario, marca Colt, color plateado, calibre 38. Además, un proyectil raso, plomo deformado, así como seis balas, calibre 38.

Salir de la versión móvil