miércoles 28 septiembre, 2022
InicioTachirenses en el mundo“Internet resulta fundamental para el crecimiento del país”

“Internet resulta fundamental para el crecimiento del país”

225 views

De sus lecciones obtenidas a través de sus incursiones en el mundo de la informática, José Humberto Contreras Becerra, no solo ha descubierto un campo de trabajo muy fructífero, sino un territorio de múltiples posibilidades para el desarrollo de la economía nacional y global.


Por Freddy Omar Durán

Desde Bogotá, sus perspectivas han ido más allá de encerrarse en las labores de programación, ampliándolas a todo lo que un mundo conectado informáticamente extiende a infinitas posibilidades.

Posibilidades que actualmente navegan en el novedoso ámbito de los criptoactivos; así como siguen madurando dentro de las redes sociales, en las que cada cuenta personal no se limita a ser perfil o tablón de anuncios personal, pues puede estar vinculado, bien administrado por supuesto, productivamente a cualquier emprendimiento que nos propongamos.

Sus vínculos parentales con Colombia le hicieron menos complicados adaptarse a un entorno social; no obstante, su decisión de adoptar una carrera relacionada con lo tecnológico le ha sido favorable a la hora de insertarse laboralmente en ese país.

Pero para haber dado ese paso, en 2014, año de la primera migración de jóvenes representada por profesionales, ya llevada una trayectoria forjada en la capital venezolana, apoyando la página web y los sistemas informáticos internos de los Leones del Caracas, entre otras faenas.

Actualmente se desempeña como Project Mánager de Globant, multinacional argentina con oficinas en Colombia, que ofrece a las empresas una reinvención de las empresas a través de la intervención de sus procesos tecnológicos.

—Mi trabajo es idear equipos de desarrolladores, analistas de calidad, diseñadores para diferentes clientes, de cualquier parte del mundo. He participado con Walmart México en la creación de una aplicación para móvil dirigida a sus supermercados de lujo Superama. También trabajamos para Copa Airlines en su página web, así como el mantenimiento y sus sistemas de millas, que se llama ConnectMiles. Y últimamente con empresas relacionadas con blockchain y productos similares, anotó Contreras.

Aventura por el mundo desde casa

Fue una aventura que le ha permitido sacar provecho a la profesión escogida en su suelo natal, y que si bien se ubica en un enclave geográfico fijo –Bogotá-, en realidad, desde allí, lo lleva a una más dinámica relación con el mundo entero. En otras palabras, para él ha sido un viaje, tanto físico como virtual, del cual día a día saca provechosos conocimientos, pues en las lides informáticas, estos cambian a velocidad vertiginosa.

— ¿Cómo va el mercado tecnológico en Colombia?

—La verdad, está muy bien, está creciendo, no solo por la posición estratégica de Colombia, no solo por estar en medio de Latinoamérica, pues también favorece, la coincidencia horaria con los Estados Unidos. En EE.UU. falta mucha mano de obra para los desarrollos informáticos, y con el tema de la pandemia se dieron cuenta de que podían contratar gente de otras partes y que salía más económico. Por supuesto, ganar en dólares, en Bogotá, ayuda muchísimo. De otra parte, hoy en día, cualquier empresa nueva requiere software de todo tipo y eso te plantea que hay muchas cosas por hacer.

—¿Cuáles serían las debilidades de ese mercado?

—Colombia está muy bien posicionada, solo está por debajo de países como Estados Unidos o Rusia, o la misma Ucrania, que están más adelantados en materia de investigación, tal vez le falta más investigación, desarrollos propios; sin embargo, allá se encuentra la plataforma para delivery Rappi, que es uno de los cuatro unicornios latinoamericanos, nacido Colombia.

— ¿Fue complicado o fácil adaptarte al entorno colombiano?

—Realmente, no fue tan difícil, por la cercanía que siempre hemos tenido con Colombia, y en el Táchira hay mucha influencia colombiana. Estar en Bogotá es relativamente como estar acá, y yo siempre con mis amigos comento que sufrí más el choque cultural cuando trabajé en Caracas. Para el 2015, la ola de venezolanos que iba a Colombia estaba conformada más que todo por profesionales, y nos dieron la bienvenida. Tal vez sea el país donde mejor nos han recibido y aún nos continúan ayudando. Me gustan las ciudades agitadas, grandes, y Bogotá es una de ellas.

— ¿Algún proyecto en particular que estés desarrollando?

—Ahora me gustaría montar algo personal, todavía no tengo nada definido; estoy experimentando con YouTube, subiendo videos, y me gustaría tener una empresa de desarrollo de aplicaciones para pymes. Hace poco me compré un dron con el que he captado a Bogotá desde el cielo, y de hecho, en San Cristóbal, he hecho algunos videos, pues me interesa mucho el contenido turístico y he manejado la idea que desde aquí eso se puede explorar.

— ¿Cómo ves la situación de los profesionales venezolanos allá?

—Conmigo han trabajado alrededor de 15 a 20 venezolanos y, gracias a Dios, a todos los que están en mi área les va bien porque se les remunera bien y se necesita gente. Me he topado con amigos graduados que esperaban un sueldo mayor, pero esas carreras son un poco más complicadas para conseguir empleo, como la Administración.

— ¿Qué les recomienda a los jóvenes con perspectivas laborales en el exterior?

–Yo recomendaría que se inscribieran más en lo tecnológico y que aprendan inglés, pues el inglés es la diferencia de un sueldo de 2 millones de pesos a un sueldo de 10 millones de pesos. Tú estás en contacto con un mercado en el exterior y es necesario estar bien comunicado con tus clientes.

— ¿Cómo va el blockchain en Colombia?

—La Universidad Nacional estaba pensando en implementar los títulos por blockchain, tema que no lo veo tan avanzado como en Estados Unidos, donde están en auge los NFT, mientras que en Colombia es poco lo que se ha hecho. Yo pensé meterme en el tema de los NFT; pero por alguna razón me incliné por YouTube, y no es un tema fácil, necesita uno instruirse, pues es un poco complejo su manejo. Yo estaría empezando un poco tarde, hay gente que se ha hecho supermillonaria, aunque ya el mercado está sobresaturado.

— ¿En tu área, qué te preocupa de Venezuela?

—Primero, el tema de las telecomunicaciones, el internet en nuestro país no es el más apto, y también me preocupa lo energético, pues sin electricidad no hay tecnología. Me ha gustado que he visto empresas, pequeñas y nuevas, ofrecer internet de 100 megas. Tener una mejor infraestructura para comunicarse, y, al respecto, el internet es la herramienta fundamental para poder crecer.

— De regresar a Venezuela, ¿en qué te gustaría enfocarte?

—La verdad, sí me gustaría regresar, y quedé sorprendido porque he visto ciertas mejoras en la ciudad. Me gustaría volver pronto, en unos tres o cuatro meses, conocer muchos sitios turísticos. Estamos cerca de Cúcuta y Bucaramanga, y que venga gente de allá para acá, es posible con una buena promoción. Hace poco vi a unos chicos de la página Traveling Táchira presentando unos pozos que en mi vida sabía que existían, y es chévere ese tipo de cosas por conocer a través del Instagram.

- Advertisment -
Encartado Publicitario