Científicos británicos bautizaron una constelación en honor a Usain Bolt

163
Foto: Twitter

Astrónomos de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, y los responsables de The Big Bang Fair, un congreso dirigido a los científicos e ingenieros británicos del futuro, han unido fuerzas para identificar una nueva serie de constelaciones que representen símbolos relacionados con importantes personajes de la actualidad, deportistas y figuras destacadas de la cultura mundial y británica.

Hasta ahora la única relación directa de Usain Bolt con las estrellas era la que mantiene con Poker ‘Stars’, empresa de la que es imagen. A partir de ahora, el atleta tendrá su propia constelación. Los científicos han identificado un patrón que tiene la forma de la clásica celebración utilizada por el jamaicano después de cualquier triunfo, reseñó El Nacional.

El poseedor del récord mundial de los 100 y 200 metros lisos siempre será recordado en el mundo del deporte, ahora además su marca quedará grabada eternamente en el universo. Ocurre lo mismo con Mo Farah, otro grande del atletismo que también se ha retirado de las pistas este año, aunque no de la competición (continuará como maratoniano). La constelación que lleva el nombre del británico representa una M, en honor igualmente a su manera de celebrar los triunfos, conocida como “Mobot”.

Un conjunto de estrellas que forman unas gafas serán la constelación que represente a Harry Potter y el universo literario creado por J.K. Rowling. La saga de la escritora británica cuenta con muchas referencias a la astronomía y la astrología, no solo es una de las asignaturas que se estudian en la academia Hogwarts sino que muchos personajes tienen nombres relacionados con las estrellas, especialmente en la familia de los Black como Andrómeda –que es el nombre de una galaxia espiral y una constelación-, Bellatrix –una estrella en la constelación de Orión- o Sirius –que desde la constelación de Canis Major es la estrella que se ve más brillante desde la Tierra.

Entre otros de los personajes elegidos para contar con su propia constelación e intentar a través de ellos despertar el interés de las nuevas generaciones en la astronomía, está la tenista Serena Williams, quien se espera que vuelva el próximo año a la competición tras haber sido madre y a la que representan unas estrellas en forma de raqueta.

La lista se completa con una constelación en forma de libro que define a la activista Malala Yousafzai, una ballena que recuerda el gran trabajo documental de Sir David Attenborough, una nave espacial para el astronauta inglés Tim Peake, y unas botas como las que luce el osito Paddington, un personaje clásico en la cultura británica.

El proyecto, denominado Look Up To The Stars, “mira hacia las estrellas”, pretende ofrecer una serie de nombres más fáciles de recordar y reconocer que los utilizados actualmente, pertenecientes en su mayoría a la mitología o referencias en latín y que tienen poca relación con los intereses actuales de los más jóvenes.

La iniciativa surgió después de que un estudio demostrase que 72% de los niños del Reino Unido nunca han mirado al cielo para identificar alguna de las 88 constelaciones de estrellas oficiales que hay y que 29% sería incapaz de reconocer ni siquiera las más clásicas. Las nuevas constelaciones dedicadas a Usain Bolt o Harry Potter se presentarán de manera oficial el próximo mes de marzo con motivo de la nueva edición del congreso The Big Bang Fair.