Los gigantes de internet censuran al promotor de teorías conspirativas Alex Jones

204
La entrada de la sede de Facebook en Menlo Park, California, tomada el 21 de marzo de 2018. AFP/Archivos / JOSH EDELSON

Los gigantes de internet lanzaron el lunes una ofensiva contra el teórico de la conspiración estadounidense Alex Jones, a quien ahora se le negó el acceso a los sitios de Facebook, YouTube, Apple y Spotify, luego de años de impunidad.

Las medidas ocurren después de meses de críticas al canal de videos en línea YouTube y las redes sociales Facebook y Twitter, acusadas de no hacer suficiente para combatir la desinformación y el discurso de odio.

Jones consideró este lunes a la iniciativa como una “represión coordinada al estilo comunista”.

Fundador del sitio InfoWars, Alex Jones es una personalidad mediática afiliada a la extrema derecha que se ha convertido en una celebridad gracias a sus teorías conspirativas sobre la matanza de Sandy Hook, ocurrida en 2012.

Desde ese tiroteo perpetrado por el joven Adam Lanza (20) en una escuela primaria de Connecticut y con saldo de 26 muertos -entre ellos 20 niños-, Alex Jones ha afirmado en repetidas ocasiones que la masacre fue una puesta en escena.

Jones sostiene que los padres de los niños víctimas de la tragedia en realidad eran actores pagados para desempeñar un papel.

Varias familias de las víctimas llevaron a Jones ante la justicia, acusándolo de propagar teorías falsas para aumentar su audiencia y sus ingresos.

El texano, de 44 años, ha evocado varias otras teorías conspirativas, según las cuales el gobierno estadounidense habría ordenado varios ataques terroristas como los del 11 de septiembre.

Hace unos días, Facebook retiró cuatro videos de páginas de Alex Jones que violaban sus políticas de redes sociales sobre el discurso de odio y el acoso, indicó el lunes esta plataforma en un mensaje.

Desde entones, Jones ha publicado contenidos suplementarios en Facebook, lo que llevó al grupo a suspender sus cuatro principales páginas de extrema derecha.

Estas páginas están acusadas de “glorificar la violencia” y “utilizar un lenguaje deshumanizado para describir a las personas transgénero, musulmanes e inmigrantes”.

La red social precisó que fue el lenguaje utilizado y no las teorías conspirativas transmitidas por Alex Jones lo que la impulsó a suprimir las páginas.

Jones denuncia al “establishment”

De su lado, Apple retiró de su plataforma la mayoría de los podcasts de Alex Jones, constató la AFP, que no obtuvo respuesta de la empresa a sus requerimientos de comentarios.

Sin embargo, un portavoz de la empresa declaró al sitio BuzzFeed: “Apple no tolera el discurso de odio, y tenemos pautas claras que los creadores y los desarrolladores deben seguir para garantizar que proporcionamos un entorno seguro para todos nuestros usuarios”.

Al mediodía del lunes, YouTube suspendió el canal de Alex Jones, que tenía 2,4 millones de suscriptores.

A Jones se le impidió a fines de julio usar la plataforma para transmitir en vivo tras violar las reglas de la filial de Google sobre el discurso de odio y la puesta en peligro de los niños, señaló YouTube a la AFP.

El mediático hombre de rostro redondo y voz áspera trató luego de eludir esta suspensión transmitiendo en vivo desde otros canales de YouTube, que decidió suspender todos los canales afiliados a Alex Jones.

También el lunes, el servicio de música en línea Spotify anunció que eliminó de su plataforma todas las grabaciones de The Alex Jones Show y privó al programa de acceso en el futuro, mencionando también incumplimientos de sus reglas sobre discursos de odio.

Poco más tarde se informó que también la red Pinterest decidió eliminar la cuenta de InfoWars.

“Hemos sido completamente excluidos de Facebook, Apple y Spotify”, había dicho antes Alex Jones desde su cuenta de Twitter, red social en la que no ha sido objeto de ninguna restricción. Consultada por AFP al respecto, Twitter no respondió.

“¿Cuál será el próximo medio conservador prohibido?”, bromeó sin embargo luego el comunicador en la propia Twitter.

“La purga de anoche fue un esfuerzo coordinado y no tuvo nada que ver con hacer cumplir la regla del discurso de odio”, dijo Jones en su programa de entrevistas.

A fines de 2015, el candidato Donald Trump había participado en el programa de Alex Jones y le había expresado su apoyo.

“Tu reputación es increíble”, dijo durante el programa quien se convertiría más tarde en presidente de Estados Unidos. “No te decepcionaré”, subrayó.

“El establishment está atacando la libertad de expresión aquí, en Estados Unidos”, afirmó Jones en el último video que publicó en YouTube hace una semana.

Varios sitios web ultraconservadores respaldaron públicamente la afirmación de Jones de que fue víctima de un complot de las compañías de internet. “¿Los gigantes tecnológicos trabajan juntos para censurar a los conservadores”? se preguntó Gateway Pundit.

Un titular del sitio informativo y de opinión conservador Breitbart indicaba: “CNN y los demócratas presionan con éxito al gran lobby de la tecnología para que censure a sus críticos”. AFP