Universidad de Oxford: En Venezuela se manipulan las redes sociales con noticias falsas

500
Imagen de referencia. (Foto: Google Images)

Un informe de la Universidad de Oxford reveló que en Venezuela y otros 47 países existen campañas de manipulación en redes sociales que promueven noticias falsas con el objetivo de influir en la opinión pública.

La investigación de Samantha Bradshaw y Philip N. Howard, titulada “Desafiando la verdad y la confianza: un inventario global de la manipulación de medios sociales organizados”, encontró pruebas de “campañas de manipulación de medios sociales organizadas formalmente en 48 países, en comparación con 28 países el año pasado”. Publicó El Cooperante

Según los expertos de Oxford “en cada país hay al menos un partido político o agencia gubernamental que usa las redes sociales para manipular la opinión pública”. Entre esos países figura Venezuela. “El uso de las redes sociales para subvertir las elecciones y socavar la confianza en las instituciones democráticas es un fenómeno generalizado que se extiende mucho más allá de las acciones de unos pocos actores malos. Se están llevando a cabo campañas de manipulación coordinadas en todo tipo de régimen político, y las operaciones en el extranjero se han dirigido a varias democracias occidentales y emergentes durante las recientes elecciones”, agrega el texto.

En el informe de este año, examinamos la actividad de las ciber tropas en 48 países: Angola, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bahrein, Brasil, Camboya, China, Colombia, Cuba, República Checa, Ecuador, Egipto, Alemania, Hungría, India. , Irán, Israel, Italia, Kenia, Kirguistán, Malasia, México, Myanmar, Países Bajos, Nigeria, Corea del Norte, Pakistán, Filipinas, Polonia, Rusia, Arabia Saudita, Serbia, Sudáfrica, Corea del Sur, Siria, Taiwán, Tailandia, Turquía , Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela, Vietnam y Zimbabwe”, se puede leer en el documento.

En una quinta parte de estos 48 países se halló evidencia de “campañas de desinformación” operando sobre aplicaciones de chat como WhatsApp, Telegram y WeChat.

Dicha propaganda comunicacional, resaltó la investigación, todavía involucra la automatización de cuentas de redes sociales y los equipos de comentarios en línea, “pero está haciendo un uso creciente de anuncios pagados y optimización de motores de búsqueda en una amplia gama de plataformas de Internet”.

“La manipulación de las redes sociales es un gran negocio. Desde 2010, los partidos políticos y los gobiernos han gastado más de 500 millones de dólares en la investigación, el desarrollo y la implementación de operaciones psicológicas y la manipulación de la opinión pública en las redes sociales. En algunos países esto incluye esfuerzos para contrarrestar el extremismo, pero en la mayoría de los países esto involucra la difusión de noticias basura y es información durante elecciones, crisis militares y desastres humanitarios complejos”, acotó.

Redes sociales y democracia

El informe enfatizó que “muchas personas se preguntan si las plataformas de medios sociales están amenazando la democracia”. “Concentrados en pocas manos, grandes conjuntos de datos sobre la vida pública y privada -incluidos datos demográficos y actitudes y opiniones públicas- son activos valiosos para los lobistas que buscan aprobar leyes, gobiernos extranjeros interesados en controlar conversaciones domésticas y gerentes de campañas políticas que trabajan para ganar una elección”, sostuvo.

Asimismo puntualizó que “una democracia fuerte requiere noticias de alta calidad de medios independientes, un clima de opinión pluralista y la capacidad de negociar el consenso público”.

“Pero los poderosos actores políticos están aprovechando cada vez más las redes sociales para generar consenso, manipular la opinión pública y subvertir los procesos democráticos”, apuntó.