Inicio Cosas del Mundo Venden una botella de vino “extraterrestre” por 1 millón de dólares

Venden una botella de vino “extraterrestre” por 1 millón de dólares

Foto/Cortesía

La botella de vino pasó 14 meses en la Estación Espacial Internacional (EEI), y si se vende en su precio estimado o aproximado, podría tratarse de la botella más cara del mundo


Se trata de un ejemplar Petrus cosecha 2000, una botella de vino francesa que normalmente se vende a unos US$ 5.500. Ésta, forma parte de un lote enviado al espacio en noviembre de 2019.
El viaje al espacio de la protagonista y las 11 restantes fue el primero por la Estación Espacial Internacional donde un vino se transporta al espacio para ser añejado en un ambiente controlado, sin la misma cantidad de oxígeno que hay en la Tierra y con distintos gases.
La botella de vino es parte de seis experimentos de la nueva empresa europea Space Cargo Limited, que investiga el futuro de la agricultura y los alimentos en la tierra.
Foto/Cortesía
La bodega Château Petrus, que produce el vino proveniente de la cepa Merlot, está situada en la región de Burdeos, Pomerol. Los ingresos obtenidos de la venta de la botella de vino, serán destinados a financiar próximas misiones espaciales centradas en la agricultura.
La degustación estuvo a cargo de 12 catadores profesionales de vino y científicos del Instituto de la Viña y del Vino de la Universidad de Burdeos (Francia), y aseguraron que sigue siendo “un gran vino” luego de su paso por el universo.
De todas maneras, el viaje de la botella de vino alteró (para bien) su contenido. Encontraron diferencias en su coloración, aroma y sabor entre la versión interespacial y la terrestre.
La presentación del Petrus “extraterrestre” es ofrecido en una caja fuerte secreta hecha a mano en Francia por Les Ateliers Victor, que requirió 900 horas de trabajo. La botella está escondida es una especie de sistema solar inspirado en Julio Verne, y la caja se abre de una manera particular y relacionada al universo de la serie Viaje a las estrellas.
Además, el ejemplar espacial viene acompañado de otra botella de Petrus “terrestre”, un sacacorchos confeccionado a partir de un meteorito, copas y un decantador.
Cortesía de La 100 Radios
Salir de la versión móvil