jueves 24 septiembre, 2020
Inicio Deportes ¡Nadie se acuerda de Olinto Silva…!

¡Nadie se acuerda de Olinto Silva…!

935 views

El 3 de agosto pasado cumplió 60 años, y atraviesa por una situación difícil, su salud no es la mejor y  la parte económica bastante precaria.


Por Homero Duarte Corona

“El coronel no tiene quien le escriba”, título  de una de las tantas novelas del escritor neogranadino y Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez”. Y para hacer alusión a  esta narración novelesca, llevarla a la vida de Olinto Silva, gloria del ciclismo venezolano, que el pasado 3 de agosto cumplió 60 años de vida, simplemente hay que decir que el hijo de Quíbor está tirado al olvido: ¡Nadie se acuerda de él!

Foto/La Nación- En la actualidad, el exciclista no tiene quien lo tome en cuenta, totalmente olvidado.

En su época dorada, década de los 80, el entonces estelar corredor logró tres títulos individuales de la Vuelta a Venezuela en 4 años: 1980, 1981 y 1983, sin rivales a la vista, sin que nadie le ladrara en la cueva.

Un rutero todoterreno, además de excelente contrarrelojero, también se defendía en la montaña, que lo hacía un ciclista muy complicado para sus rivales, pues tenía cómo recuperar tiempo perdido en dos topografías nada apetecibles por cualquier enemigo en la carretera.

Su estilo de correr, muy atípico para cualquier ciclista de carretera, lo llevó a infundir respeto entre quienes le adversaban, estaban claros sus más encarnizados rivales en que estaban frente a un contendiente aquilatado, no importaba la topografía del terreno.

Para la época, al contrario de estos años, Silva no tuvo el mánager o representante que lo llevara a correr a otras latitudes, se quedó en el aparato, para utilizar un término hípico; sus años gloriosos arriba de la bicicleta se le terminaron en su propio país, sin poder demostrar su poderío y ganas en el exterior, donde está la crema y nata de los grandes ruteros a nivel mundial.

Sin embargo, independientemente que el exciclista larense no haya podido trascender allende las fronteras patrias, a las autoridades deportivas y gubernamentales poco o nada les importa que glorias del deporte venezolano sean echadas al olvido.

Un aliciente de excolegas colombianos

Jesús María Ortiz, periodista y comentarista del programa “Deporte Total”, de la estación Imaginación 96.1 FM, se hizo eco de la situación de Olinto Silva, al mediodía de ayer. Sentenció el colega, como algo inconcebible, que en lugar de ser en su propio país donde le tiendan la mano a este hombre que tantas glorias le dio a su país montado en su caballito de acero, son personas de otra nación, en este caso los vecinos colombianos, quienes le traen un aliciente al ya maduro exatleta larense.

Le hicieron entrega de un mercado, le partieron una torta,  con el consabido “cumpleaños feliz” a las 60 primaveras de este olvidado hombre del ciclismo, que en las décadas de los 80 y 90 hizo historia en las principales competencias de carretera de Venezuela, entre ellas el Giro Nacional y la Vuelta al Táchira y más allá de las fronteras de la patria de Simón Bolívar.

A la triste historia de Olinto Silva se suman, no se sabe, muchas glorias del deporte venezolano a nivel de otras disciplinas, pero sin que las autoridades del pasado y el presente hagan algo para que de una vez por todas a aquellos exatletas que ahora se encuentran tirados en el rincón del olvido, los tomen en cuenta, se les atienda de verdad, como se lo merecen.

Es necesario que en Venezuela, los gobernantes del pretérito y del presente, los señores políticos, si merecen este calificativo, sigan el ejemplo de otras naciones en el mundo, donde a aquellos hombres y mujeres que en su juventud dieron todo por el deporte, les dan el lugar que se merecen.

- Advertisment -