Inicio Deportes ¡Una tacita de oro!

¡Una tacita de oro!

El estadio Pueblo Nuevo, mejor conocido como el “Templo del Fútbol” de Venezuela, poco a poco está haciendo honor a este apelativo. Y uno de los espacios que brilla con luz propia, cumplido el primer trimestre de la temporada 2019, valga decir la fase eliminatoria del Torneo Apertura, es el gramado del campo de juego.

Quienes tienen bajo su responsabilidad esta tarea, comandados por Marcos Contreras, coordinador de áreas verdes del Deportivo Táchira, no pierden ningún tipo de detalles para hacer del escenario futbolero uno de los mejores en su tipo en el concierto nacional e internacional.

Ahora mismo el terreno presenta un nivel óptimo en cuanto a sus condiciones para el desarrollo de juego, ostentando una superficie precisa para el rodaje de la esférica en cada entrenamiento y compromiso que disputa el ocho veces campeón nacional en su fortín.

“El terreno siempre ha estado en condiciones óptimas; en lo estético y coloración hemos solventado con trabajo arduo de fertilización, arenado y cortes, dando la mejoría necesaria en Pueblo Nuevo”, sostuvo.

En relación a la Cancha Alterna, dijo que mejoró el volumen y la parte de pigmentación y añadió que ambos gramados están en un nivel superlativo y de excelencia para practicar fútbol.

No dudó Contreras en apuntar que el escenario más importante del balompié en los Andes venezolanos se encuentra idóneo para jugar competencias nacionales y también del panorama internacional.

“Ahora mismo el gramado de Pueblo Nuevo está en escala 7 del 1 al 10, en cuanto a lo competitivo internacional, a nivel de competencia nacional estamos en 9, el resultado del gramado es de la intervención sobre la superficie del terreno con nuestros trabajadores”, apostilló.

La regeneración del gramado cordial permite que el balón ruede de la mejor manera en cada entrenamiento y compromiso del amarillo y negro, trayendo consigo que se haga fuerte en condición de anfitrión.

“Explicó que el Deportivo Táchira es uno de los mejores del país, las condiciones están dadas para ello; por esta razón el equipo se siente cómodo y se ha hecho fuerte de local, convirtiéndose el gramado en su mejor aliado para que se mantenga un invicto en condición de dueño de casa, que ojalá se continúe en esta tónica hasta el final de la temporada”, sentenció.

Contreras es amante de las sugerencia, de allí que no esconde su satisfacción por las loas del cuerpo técnico aurinegro, que se muestra satisfecho “por lo que estamos haciendo, que es la razón de ser de nuestro trabajo, siempre apuntando a la excelencia,  que el gramado este cada día mejor, somos autoexigentes, el trabajo es continuo, no tenemos descanso, siempre somos acuciosos y estrictos con nuestra faena”, esgrimió.

Para finalizar enfatizó que, el gramado del Polideportivo de Pueblo Nuevo, seguirá fortaleciéndose cada día, buscando siempre mantenerse al 100%, combatiendo las altas y bajas temperaturas en la ciudad capital, no dejar espacio sin revisión para cumplir como ha sido costumbre con las pautas y reglamentos que dicta una divisa de tanta envergadura en Venezuela y Suramérica como el Deportivo Táchira.

Homero Duarte Corona

Salir de la versión móvil