Empeoran las condiciones para combatir incendios en California

144
Foto: AFP

Tras una leve tregua en el tiempo, vuelve la temida bandera roja de mucho calor, fuertes vientos y poca humedad, que dan fuerza a los incendios de California.

El pronóstico para el jueves es de baja presión que “dará como resultado fuertes ráfagas de viento con baja humedad relativa que llevan a potenciales incendios alimentados por el viento”, indicó un reporte del miércoles de tarde de la oficina en Sacramento del Servicio Meteorológico Nacional.

No precisó las condiciones para la madrugada, que de martes a miércoles, permitió algunos avances en el combate de algunos de los incendios que azotan a esta región de la costa oeste de Estados Unidos.

Un ejemplo fue el Mendocino Complex, compuesto por dos focos ígneos, Ranch y River, arrasó en menos de dos semanas con 121.440 hectáreas, casi el área de la ciudad de Los Ángeles, según un reporte oficial divulgado el miércoles de mañana.

La agencia de combate de incendios Calfire reportó avances en el combate — 47% contenido frente a 34% 12 horas atrás-, principalmente gracias a esta tregua en el tiempo.

“La disminución de la temperatura permitió a las cuadrillas continuar un trabajo valioso para contener el perímetro del incendio, lo que desaceleró el crecimiento del fuego”, indicó.

Los equipos aprovecharon las temperaturas más bajas para aumentar las líneas de contención.

Las labores fueron apoyadas por helicópteros y aeronaves -incluidos gigantescos aviones DC-10 y 747– lanzando agua a las llamas.

“Pelos de punta”

Mendocino se convirtió el lunes en el mayor en este estado desde que se comenzó a llevar la estadística hace un siglo.

De los dos focos que lo componen, River está contenido en 81%, quemando un área de casi 20.000 hectáreas, mientras que Ranch ha crecido a más 101.000 hectáreas y está apenas 46% contenido.

“El River se ve muy bien, tenemos una buena línea de contención alrededor de ese fuego”, explicó a la AFP Kevin Sweeney, portavoz de los bomberos de California. “El foco está en las líneas norte y este del incendio Ranch, también estamos mirando hacia la frontera sur”.

“Queremos mantener ese fuego concentrado” para “que la comunidad vuelva a la normalidad”, anunció.

Las autoridades ordenaron la evacuación de miles de personas. Algunas han podido volver a sus hogares, no Jay Michael y Gretchen Fritsch, que están con “los pelos de punta”, según dice él, de solo pensar en lo que puede pasar con su casa en Clearlake Oaks.

“Esto me da mucho miedo”, dijo a la AFP Michael, que en lo que va de año ya ha sido evacuado tres veces.

“Siento que mi casa todavía está allí, mi instinto me dice que todavía está allí”, siguió esperanzado. “Es todo lo que tenemos, no tenemos nada más. Compramos la casa, ya la pagamos. No tenemos un plan B. No tenemos seguro, así que da miedo”.

El Mendocino Complex arrasó ya con 221 estructuras, incluidas 116 residencias y amenaza a otros 10.300 inmuebles.

Incendios en 11 estados

El incendio Carr, que arde cerca de la ciudad de Redding, ha arrasado 70.000 hectáreas desde que comenzó el 23 de julio. Allí murieron siete de las nueve víctimas registradas en todo el estado.

El miércoles de mañana estaba contenido en 47%.

Otro gran incendio, Ferguson, ha dejado dos fallecidos y forzó el cierre de parte del turístico parque nacional Yosemite. Está 43% controlado.

Pero los incendios forestales no azotan solo California.

El lunes, 127 focos ardían en 650.000 hectáreas de tierra en 11 estados, indicó el Centro Nacional de Incendios.

En el sur del estado, cerca de San Diego, cientos de personas fueron desplegadas para combatir el llamado incendio Holy, que crece rápidamente en el parque nacional Cleveland.

Un hombre de 51 años fue arrestado bajo sospecha de haber iniciado el fuego.

El lunes, el Pentágono anunció que enviaría 200 soldados para asistir a los bomberos en los estados del oeste del país, mientras que la Guardia Nacional (fuerza de reserva) desplegó a 1.000 soldados en California, 450 en Oregon y 170 en el estado de Washington. AFP