Inicio Internacional Tensión en el mundo por conflicto entre EEUU e Irán

Tensión en el mundo por conflicto entre EEUU e Irán

El presidente estadounidense, Donald Trump, autorizó el ataque en el que murieron en Bagdad el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, informaron Newsweek y CNN.

La publicación, que citó fuentes del Pentágono para dar cuenta del ataque, detalló que el gobernante aprobó el jueves por la mañana la operación con aviones no tripulados.

CNN también se refirió a fuentes del Pentágono.

Sin referirse a lo ocurrido, Trump publicó en su cuenta de Twitter una imagen con la bandera estadounidense.

Abu Mahdi al Mohandes y Qasem Soleimani murieron en un bombardeo estadounidense contra el vehículo en el que viajaban en Bagdad.

En su cuenta oficial de Twitter, la Multitud Popular aseguró que el vehículo fue blanco de un ataque aéreo en la carretera del aeropuerto internacional y dijo que ofrecerá más detalles posteriormente.

Por otra parte, una fuente del aeropuerto de Bagdad confirmó a Efe el fallecimiento de Al Mohandes en un ataque que tuvo lugar cerca de esas instalaciones a las afueras de la capital, que dejó dos vehículos VIP calcinados.

Según la fuente, que pidió el anonimato, otras siete personas perecieron, incluidas dos de nacionalidad iraní.

El general Soleimani es el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

El presunto bombardeo selectivo tuvo lugar en la madrugada del viernes, después de que las tensiones aumentaran en los pasados días entre Washington y Teherán con el asalto de seguidores de la Multitud Popular a la embajada de EE.UU. en Bagdad el 31 de diciembre, cuando consiguieron irrumpir y quemar una pequeña parte del complejo.

A su vez, ese asalto fue en respuesta a un ataque norteamericano contra posiciones de algunos batallones de las milicias iraquíes en el oeste de Irak el día 29, cuando según la Multitud Popular fallecieron 25 de sus hombres y más de 50 resultaron heridos.

El Pentágono aseguró en ese momento que lanzó “ataques defensivos” contra la agrupación Kata’ib Hizbulá, que opera bajo el paraguas de la Multitud Popular y a la que responsabiliza del lanzamiento de proyectiles y cohetes contra intereses estadounidenses en suelo iraquí.

Este jueves, el jefe del Pentágono, Mark Esper, pidió a Irán que detenga su campaña de provocaciones contra la presencia de Estados Unidos en Oriente Medio y aseguró que su Departamento “tomará acciones preventivas” si se detecta la inminencia de un ataque

Irán promete vengar muerte de comandante Soleimani en ataque de EEUU

Irán prometió el viernes vengar la muerte del general Qasem Soleimani, el comandante de las fuerzas Quds de élite y arquitecto de la creciente influencia militar de la república islámica en Oriente Medio, quien pereció en un ataque aéreo lanzado por Estados Unidos en Irak.

Soleimani era considerado como la segunda figura más prominente en Irán después del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei.

El ataque ocurrido durante la madrugada, autorizado por el presidente Donald Trump, representa una dramática escalada en el enfrentamiento en Oriente Medio entre Irán, Estados Unidos y sus aliados, principalmente Israel y Arabia Saudita.

El principal comandante de las milicias de Irak, Abu Mahdi al-Muhandis, un colaborador de Soleimani, también murió en el ataque.

Irán mantiene un prolongado conflicto con Estados Unidos que se agudizó la semana pasada por un ataque a la embajada estadounidense en Irak por parte de milicianos apoyados por la república islámica, ocurrido tras un bombardeo de las fuerzas de Washington a la milicia Kataeb Hezbolá, fundada por Muhandis.

En respuesta al ataque, el primer ministro de Irak dijo que Washington había violado un acuerdo de mantener a las tropas estadounidenses fuera del país. Israel colocó a sus fuerzas militares bajo alerta máxima, mientras que Reino Unido y Francia expresaron su preocupación por el enfrentamiento.

El Pentágono dijo que el “Ejército de Estados Unidos tomó una acción defensiva para proteger al personal estadounidense en el exterior al matar a Qassem Soleimani” y que el operativo fue ordenado por Trump para frustrar futuros planes militares de Irán.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que Soleimani murió en un operativo con un dron. Las Guardias Revolucionarias de Irán dijeron que el ataque fue llevado a cabo por helicópteros estadounidenses.

El temor a una eventual interrupción de los suministros de petróleo procedentes de Oriente Medio empujó el precio del barril en casi 3 dólares el viernes. A las 1044 GMT, el crudo Brent se disparaba en 4,45%.

Jamenei dijo que una “dura venganza” esperaba a los “criminales” que mataron a Soleimani. Su muerte, si bien amarga, duplicará la motivación de la resistencia contra Estados Unidos e Israel, indicó.

En un comunicado divulgado por la televisión estatal, el líder supremo declaró tres días de duelo nacional en Irán.

En tanto, la embajada estadounidense en Bagdad instó a los ciudadanos estadounidenses a dejar Irak de inmediato.

Rusia, China y las principales potencias reaccionan ante la muerte de Qasem Soleimani

“Vemos el asesinato del general Qasem Soleimani como un paso aventurero que conducirá a un aumento de la tensión en toda la región”, sostuvo este viernes la Cancillería rusa en un comunicado. Para Moscú, el comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC) “se dedicó a defender los intereses nacionales de Irán”.

A su vez, el jefe del comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Konstantín Kosachov, aseguró que el asesinato en un bombardeo ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump parece una “venganza” por el asalto a la embajada de su país en Bagdad y pronosticó nuevos enfrentamientos entre Estados Unidos y los radicales chiíes. “Me gustaría equivocarme, ya que las guerras con fáciles de empezar, pero difíciles de acabar”, dijo.

China, en cambio, hizo un llamamiento a la moderación. “Instamos a las partes relevantes, especialmente a Estados Unidos, a que mantengan la calma y ejerzan moderación para evitar una mayor escalada de las tensiones”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en una reunión informativa diaria para la prensa. “China siempre se ha opuesto al uso de la fuerza en las relaciones internacionales”.

Beijing, miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, es un socio clave de Irán y un importante comprador de petróleo del país. Geng agregó que su país instó a todas las partes a cumplir con los principios de la carta de la ONU y las “normas básicas de las relaciones internacionales”.

Irán, China y Rusia realizaron ejercicios navales conjuntos en el Océano Índico y el Golfo de Omán la semana pasada y el ministro de Relaciones Exteriores iraní visitó Beijing a principios de esta semana. China y Rusia también son partes del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, del que Trump se retiró en mayo del año pasado.

También el Reino Unido llamó a la calma, aunque mostró su rechazo hacia la política del régimen iraní. El ministro de Asuntos Exteriores Dominic Raab dijo que Londres “siempre ha reconocido la amenaza agresiva” que representan Soleimani y su Fuerza Quds, pero aclaró: “Tras su muerte, instamos a todas las partes a que desescalen. Un mayor conflicto no es de nuestro interés”.

Más crítico con la decisión de Washington se mostró Francia. AmeliedeMontchalin, secretaria de Asuntos Europeos, dijo que el asesinato del alto comandante militar iraní ha hecho que el mundo sea “más peligroso”. La funcionaria anticipó a la radio RTL que el presidente Emmanuel Macron consultaría pronto con “los actores de la región” en las próximas horas.

“En este tipo de operaciones, cuando vemos que se está produciendo una escalada, lo que queremos por encima de todo es estabilidad”, dijo Montchalin. “Todos los esfuerzos de Francia… en todas las partes del mundo tienen como objetivo asegurar que estamos creando las condiciones para la paz o al menos la estabilidad”, añadió.

El régimen sirio, aliado de Teherán, acusó a Washington de intentar alimentar el conflicto en el Medio Oriente. “Esta cobarde agresión estadounidense… solo fortalecerá la determinación de seguir el camino de los líderes mártires de la resistencia”, dijo un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores citado por la agencia estatal de noticias SANA.

El Pentágono informó que el ataque, en el que murió también el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, buscaba “disuadir” futuros planes de Irán. “El general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región”, señaló el Departamento de Defensa en un comunicado.

El líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatollah Khamenei, aseguró este viernes que quienes asesinaron al comandante Soleimani se enfrentan a una “dura venganza”. “El martirio es la recompensa por su incansable trabajo durante todos estos años”, agregó.

Con información de EFE y AFP

Salir de la versión móvil