En estado de desnutrición fueron liberados dos hermanos detenidos desde enero en Policarabobo

1795

El pasado lunes, luego de permanecer más de cuatro meses detenidos en el comando de la Policía de Carabobo en la parroquia San Blas, los hermanos Edwin León Ramírez y José León Ramírez salieron en libertad presentando un cuadro crítico de desnutrición, tras asegurar que solo recibieron “un plato de comida para los dos” desde el pasado 25 de enero, fecha en la que fueron arrestados.

Los hermanos, detenidos cuando intentaban asaltar una panadería en el municipio Valencia, aseguraron que desde el momento que llegaron a la comandancia fueron torturados por funcionarios policiales y por el “pran” del lugar. Publicó El Pitazo

“Tienen un conducta inhumana, tienen a un preso que nos torturaba con cucharillas calientes, nos colocaba corriente en el cuerpo, nos golpeaba las costillas. Esto no debe seguir pasando en los módulos policiales, estábamos seis personas en un espacio de 2×2, nos turnábamos para dormir. Mi mamá nos llevaba la comida y por orden de la policía el interno “Oso” nos  quitaba la comida, podríamos decir que él es el “pran” del calabozo. Las tortura solo era contra mi hermano y conmigo”, indicó Eudin León Ramírez de 39 años.

José León Ramírez aseguró que “esto no se lo deseo a nadie, esto es tortura, los policías estaban en complot para que el preso que está ahí nos quitara la comida, todo este tiempo estuvimos sin comer, no hacíamos nuestras necesidades, no nos bañábamos casi. Señores recapaciten por favor”.

El diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Lozano, quien acudió al llamado de la madre de los dos detenidos y difundió a través de las redes sociales las imágenes de los hermanos León en estado de desnutrición, rechazó la constante violación de los Derechos Humanos, que dijo se registra en Venezuela, específicamente en los calabozos y centros penitenciarios.

“Transcurrieron casi cinco meses para que perdieran 70% de su musculatura, nunca los vio un juez, fueron privados de libertad porque querían busca en una panadería. El viernes fuimos al módulo y les expresamos a los jefes de guardia su responsabilidad, los dejaron pasar hambre, casi no se podían levantar, no podían ni caminar”, agregó Lozano.

El parlamentario exhortó a las autoridades en materia judicial a evaluar las condiciones de los centros de reclusión y evitar este tipo de prácticas que dijo atentan con la vida de los presos.