Noche de Ronda

184

LA NAVIDAD este año que agoniza, fue tan gris como los rostros de quienes no pudieron comprar los insumos para sus hallacas de Nochebuena, a tal punto que a la medianoche fueron escasos los cohetones quemados, casi ausentes las luces de bengala y la algarabía de antaño, francamente en vías de extinción… DE TODAS FORMAS, la recibimos e incluso fuimos distinguidos de saludos especiales hasta con obsequios incorporados, como el caso de Súpermercado Garzón a través de su diligente gerente Carolina Romero; Julieta Cantos, que nos invitó a su tradicional cena de la confraternidad en su Librería Sin Límites, que no pudimos asistir ante la cola por la gasolina… IGUALMENTE agradecemos a ese gran cantante y amigo de excepción como lo es Alexander; al locutor y profesor Adam Eduardo, a la magister Fidelina Delgado, al ingeniero Luis Florez, al abogado Manuel Antonio Salas, a Alba Prato y a Beatriz Roso Porras, siempre con la frase cariñosa y los deseos por nuestra salud, dicha y paz futuras… SENTIMOS ESO sí un mal sabor de boca, pues este año no fue posible para Zoyré Frontado y Alba Frontado viajar a la isla de Coche en el estado Nueva Esparta, a cumplir con su tradicional cena a los niños de Valle Seco que venían realizando por 30 años, debido a la falta de los insumos y al costo de los pasajes para cumplir con su cometido… TAMBIÉN ESTE 25 de diciembre recordamos que hace siete años falleció el expresidente Carlos Andrés Pérez luego de haber estado postrado en su casa de Miami por un accidente cardiovascular, hombre nativo de Rubio, dos veces jefe de Estado, político de raigambre popular, que pasará a la historia por su talante democrático y por su capacidad de liderazgo dentro y fuera de su partido Acción Democrática… PERO LO CIERTO es que la fiesta del Niño Jesús sirvió más para reflexionar sobre nuestras penurias que a empezar atando cabos por un porvenir que no lo vemos con el optimismo y promesas que nos hacíamos todos los años, pues a veces se nos viene a la cabeza que no encontramos la salida a tantas angustias, empezando por el drama del transporte, la inflación de los precios, la falta de poder adquisitivo, y lo que falta, pues lo que se nos viene, según los entendidos, será de espanto y brinco… AHORA SÍ que cantaremos la entrada de la melodía “Yo no olvido el año viejo” pues se augura candanga con burundanga el 18 del siglo que ha hecho que se multiplique la diáspora de nuestros jóvenes, que la Cena de Navidad haya tenido como principal ingrediente las llamadas de quienes se ha  ido, quebrándose la unidad familiar, llegándose hasta a las lágrimas y sobre todo añorando tiempos idos que para los más pesimistas, como las golondrinas, no volverán.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS Universales:

“Feliz Navidad, próspero año Nuevo y felicidad”.

…….

DIOS los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS