REPELENCIAS 215

170

Se cumplió otro ciclo bonito dedicado al Santo Cristo de La Grita. Dedicamos nuestro cariño a todo lo que rodea esta festividad de ruego y agradecimiento por tantos favores recibidos. Conversa, música y reencuentro con muchísimos amigos, quienes intentan mantener sus recorridos entre esas calles angostas y llenas de presencias icónicas en nuestras vidas.

Cosme le pregunta a Melquiades si ya sacó el carnet de la patria para echar gasolina barata. Ay, papá. Menos mal que mi tío tiene una pierna adolorida por la caminata hasta La Grita. Lo sacó a empujones y le dijo a Pulqueria que no lo dejara entrar a tomar café siquiera. Se puso bravo el viejo. –Lo que deben sacar esos tipos es un carnet de una empresa y ponerse a trabajar, carajo. Hasta cuando tanta humillación. Están viendo las colas infernales en las bombas y todavía creen en bolsadas, gritaba desde la cocina. –No es para tanto, Melqui, le dice Pulqueria. A mí me dio risa, porque mi tía nunca le dice así. –Ay, Melqui, repetí varias veces. Me sacaron en pela de la casa entre los dos. No saben de chanzas.

A quién no le va a gustar que las medidas económicas tengan éxito? Yo quiero disfrutar de mis tiempos de jubilado. Si, que pueda entrar a una tienda y comprar dos pares de medias y una franelita. Comprar un cauchito para el carrito. Viajar en un paquete todo incluido. Comer carne, pollo y pescado. Recibir atención médica de calidad. Ir a una Serie del Caribe. Una cajita de kerosene en el rincón del cuarto. Unos ahorritos en botija. Ver la cara tranquila y feliz de mis paisanos. En fin, que vivamos todos como cuando gobernaban los adecos y copeyanos, que hasta los comunistas de hoy vivían como capitalistas.  Que se acabe la explicación insulsa programada desde VTV del por qué esta pesadilla. Ojala Dios y esta purga de ceros en la moneda resulte productiva. De lo contrario, me voy de Venezuela también. Me largo para Pregonero ya.    

-Mi amor, si el médico te dice que te quedan 10 minutos de vida, qué harías?  –Te haría el amor desenfrenadamente, mi cielo. –Y los otros 9 minutos? Menos mal que no falta un perro en misa. Si no llego a tiempo hay una desgracia. Le he dicho a mi tía que tenga cuidado con el viejo por los días de lluvia. Un día de estos el perjudicado voy a ser yo, por sopón.

En Argentina se armó la trifulca de nuevo. Parece que la Reina Cristina I anda cundiendo a medio mundo con el chorrete de la corruptela de los gobiernos suyo y el de su amado camarada. Dicen que allá hay una ley del arrepentido, la cual permite rebajar años de cárcel a los corruptos que digan la verdad sobre sus jefes y lo que han robado. Cómo nos hace falta una ley así en Acirema.  ¿Tendremos los venezolanos siquiera una uñita de dólar en esa gallera emplumada del sur? Un día de estos, amiguitos…Un día de estos.

Ante tantas propuestas locas para solucionar lo del contrabando de combustible, Cosme propone traer a unos guardias Cascos Azules de la ONU para que cuiden las alcabalas de frontera. –No seas soco, imbombo. Apenas aprendan el lenguaje del bachaquero, se forran en dólares también, dice Melquiades. Viejos charlones y desocupados.

Carlos Orozco Carrero