Se pone uno a ver a través de videos a nuestro paisano y amigo Pachito Flores, interpretando algunos valses de Antonio Lauro, en magistral ejecución de una de las mejores trompetas del mundo. Son emociones las que se juntan al observar tanto talento venezolano desparramado por el mundo.Es lo que queremos que se sepa en el planeta cuando hablen de lo que nos identifica realmente. Panita nuestro este chamo.

Se retiró del beisbol mayor IchiroSusuki. Este pelotero japonés nos regaló una manera extraordinaria de vivir la pelota profesional de Grandes Ligas. Creo que vimos en acción a uno de los mejores bateadores y fildeadores de la historia. Sus números lo elevan directamente al Salón De La Fama del beisbol sin problema alguno. Gracias, Ichiro.

-¡Barbero sin espejo es como taxista sin carro!, gritó Melquiades desde la puerta a su compadre. Ahora le dio al viejo Cosme por intentar ganar unos churupos extras cortando pelo. Una vieja máquina manual, que dejó abandonada en un baúl su nono Gabino, le sirve de principal herramienta para este emprendimiento nuevo. Algunos amigos intentan colaborarle, poniendo la porra para que casi les arranque las mechas con todo y cuero cabelludo con movimientos circulares de muñeca. Es un martirio pasar por esecuarto, habilitado con una silleta de cuero y varios cojines de acuerdo a la estatura del cliente. –Parece que están sobando a la gente ahí, carretico. -Muchosalaridos, dice la señora Marucha.

Mike Troutse metió unos centavitos que no enriquecen ni empobrecen a nadie. 430 millones de dólares por un contrato para 12 temporadas para jugar pelotica arrequintada. Esa si es la trucha de los huevos de oro.

Ofertas de carne y pollo por la falta de energía eléctrica. Llega la luz y suben de precio o desaparecen de inmediato. Al pobre nunca le toca, cariño.

Un viejo cassette con música instrumental puso Cosme en su barbería. -Es ambiente musical, como en los viejos y clásicos salones de belleza, comenta. A la clientela le gusta escuchar esos violines pellizcados. – Pizzicato, imbécil. Pizzicato. -Ah, viejo pa´ estúpido, dice Pulqueria. No sabe lo que es el respeto a la ignorancia.

Contentos en La Universidad de Los Andes por la exaltación al Salón de la Fama del deporte venezolano a nuestro compañero de trabajo Carlos Ramones. Marchista Olímpico y hombre dedicado de lleno al deporte tachirense. Un abrazo, panita. 

Guardalineas se llamaban los encargados de podar los arbustos que crecían debajo de las cuerdas de alta tensión por toda Venezuela. Nunca más se supo de ellos, camaradas.

Carlos Orozco Carrero