“Es hora de que Maduro y Guaidó se sienten a negociar por el país”

986
Dirigente político Enrique Ochoa Antich.

Enrique Ochoa Antich, exdiputado e integrante de la Alianza por el Referendo Consultivo, considera que si la oposición no le arranca de las manos la oferta e la negociación que hiciera el madurismo, “merecería el desprecio del país entero”.

-Si esa parte de la oposición que se expresa en la AN sigue empeñada con codicia política en el “todo o nada” que nos conduce casi fatalmente a la violencia y la guerra, ¿adónde vamos?, se pregunta Ochoa Antich, y de inmediato se responde: tendremos un gobierno cercado y desconocido por 15 de los 20 países más prósperos y poderosos del planeta, luego sin capacidad de lograr recuperación económica alguna, un gobierno al que no le importa resistir agónicamente en el poder aún al costo de terminar de destruir lo que queda de país, sostenido en la garantía de algunos privilegios para la nueva clase burocrática, atrincherado en el poder de fuego militar, basado en un ejercicio cada vez más policial del poder, y una población desarticulada, desmoralizada, desmovilizada y sumida en la pobreza—dijo Ochoa Antich-

Si lo que se persigue es que al final esta catástrofe desmorone al gobierno, Ochoa Antich cree que se trata de un imponderable muy costoso.

Según su criterio, es hora de que la oposición-AN reconozca que el “todo o nada”, que el mítico “cese a la usurpación” a juro, no nos conduce a ninguna parte. Ochoa le pide a la AN que reformule el plan con un golpe de timón que comience por decir: “sí, es necesario, vamos a dialogar y a negociar”.

-Ya es hora de que Maduro y Guaidó se vean las caras y se sienten a negociar directamente, sentencia el exdiputado, y sugiere a la ONU y el Vaticano como mediadores.

De esta suerte, propone que ese “mecanismo que permita dirimir las diferencias políticas entre gobierno y oposición”, sea el referendo consultivo “que algunos desde la ARC hemos estado proponiendo”, dice Ochoa, “como quien clama en el desierto”.

-EEUU, la Unión Europea y la Fuerza Armada deberían presionar a las partes para que se midan en una consulta como ésta, propone, e informa que la solicitud les será remitida a esas instancias. Se trata, de acuerdo a su criterio, de un recurso, a diferencia de las elecciones presidenciales o parlamentarias anticipadas, plenamente constitucional, es decir, legítimo.

-¿Qué asunto puede ser de mayor “interés nacional”, como reza el artículo 71 de la Constitución, que encontrar un camino pactado para superar esta agobiante crisis política, económica y social?, se interroga Ochoa Antich.

Sólo una condición pone para que eso sea posible: Tendrían que tener ambos liderazgos, el del gobierno y el de la oposición, “el coraje ciudadano de sentarse a hablar”, según sus palabras.