Arranca plan de organización para “trocheros” en La Parada

2157
En una carpa, al pasar el puente a Cúcuta, ubicaron a los llamados “trocheros”. (Foto: J. Maldonado)

La Policía de Colombia arrancó el fin de semana con un sistema de coordinación, dirigido a este grupo de trabajadores informales

Los “trocheros” ya no podrán correr detrás de los taxis que arriban a diario a La Parada, para conseguir un cliente a quien llevarle la maleta o bulto. Desde este fin de semana, la Policía de Colombia empezó un plan de organización para estos trabajadores informales, con el propósito de evitar congestionamientos en la vía.

Era común ver a jóvenes y adultos, la mayoría venezolanos, apostados en la autopista que conecta con la reconocida zona comercial, para emprender carreras que asemejaban una competencia deportiva. Sin embargo, estas personas lo hacían para sobrevivir.

Ahora la arteria vial luce despejada, solo se divisan los taxis amarillos o blancos, pues los “maleteros o carretilleros”, como también se les conoce, están ordenados bajo una carpa, con sillas, la cual queda pequeña frente a la gran demanda.

Larrinson Hernández, joven de 19 años y oriundo del estado Lara, aún no está convencido de la organización. Alegó que la iniciativa de la policía no genera resultados positivos para ellos. “Ha disminuido la cantidad de viajes que hacíamos”, dijo.

“No es justo que nos hagan esto”, soltó el muchacho con un tono rebelde y de desaprobación. “Corriendo detrás de los taxis no le hacemos daño a nadie, siempre lográbamos más viajes de esa manera, pero las autoridades quieren mantenernos aquí”, señaló.

Entretanto, Bernardo Quintero, de 32 años, proveniente de la ciudad de Valencia, aclaró que lo único que ha hecho en los cinco meses que lleva en La Parada es trabajar. “Esta medida nos ha perjudicado. Entiendo las intenciones de los policías, pero no nos convence el método, ya que, al final, nuestras ganancias se ven por el piso”, aseguró.

“Yo solía ganar como mínimo 25.000 pesos en el día. Esta es la hora (9:00 a.m.) y no he conseguido siquiera el primer viaje, pese a que llegué a las 6:00 a.m.”, detalló Quintero, mientras se hallaba en una cola fuera de la carpa, que deja en evidencia la cantidad de venezolanos que en la actualidad se dedican a cargar bolsas, bultos o maletas.

“La policía nos maltrata”

Algunos “trocheros”, ya resignados con la forma en que los ordenaron, no dudaron en repudiar el trato que les dan algunos funcionarios de la policía. “Nos maltratan, como si fuéramos perros”, lamentó Andrés Olivares, joven venezolano de 20 años.

Olivares no concibe la violencia, pues “solo estamos trabajando, no robando”, destacó quien aseveró haber sido víctima, en varias oportunidades, de golpes por parte de la policía. De resto, “entiendo el trabajo que ellos hacen para evitar los desórdenes”, indicó.

Quintero también se sumó a la denuncia. “Como uno es venezolano, no nos escuchan; los maltratos son constantes y uno se ve de manos cruzadas. ¿Adónde nos quejamos, cuando es la misma autoridad la que no nos respeta?”, se preguntó algo angustiado frente al escenario por el que está pasando.

A Bernardo Quintero le gustaría dedicarse a otra cosa, pero lo ve cuesta arriba. “Como no tenemos cédula colombiana, no nos emplean en ninguna parte”, subrayó.

Jonathan Maldonado