Pacientes renales reclaman tratamiento de diálisis ante la Defensoría del Pueblo

1400
Los pacientes renales se reunieron ante la sede de la Defensoría del Pueblo a pedir interceda a nivel nacional para que garanticen el cumplimiento del tratamiento. (Foto/Tulia Buriticá)

Agotados por sentir que su cuadro clínico desmejora y que las esperanzas de mantenerse con vida se agotan, los pacientes renales se reunieron  este viernes, en horas de la mañana, frente a la sede la Defensoría del Pueblo a exigir que el Gobierno nacional garantice el procedimiento de la diálisis indispensable para mantenerse de pie.

Todos, en una sola voz, pidieron al defensor Hugo Caro, ser mediador  ante el Instituto Nacional del Seguro Social a fin de que  el Gobierno envíe todo lo necesario para poder cumplir con la terapéutica indicada por el médico tratante.

Victoria Moncada de Zambrano, quien es paciente renal desde hace cinco años,  debido a una alta  de tensión que le afectó sus riñones precisó que todos viven una crisis muy fuerte en el centro diálisis ubicado en el Centro Clínico y hace miles de sacrificios para venir desde El Valle a San Cristóbal, para someterse a este tratamiento.

–El problema es tan grave que esta semana, que están aplicando un plan de contingencia,  solo me dializaron una vez. Espero y aspiro, con el favor de Dios, que hoy me hagan otra diálisis—, dijo.

Los pacientes renales dependen de una máquina – refirió la señora Victoria Moncada-. Si no hay diálisis no tenemos vida.

“Hoy estoy aquí, mañana no sé, de no hacerme la diálisis, estoy expuesta a la muerte. En diciembre se murieron en esta unidad, ocho pacientes debido a la falta de insumos que trae como consecuencia que no se puede hacer este procedimiento”, recordó.

–Estoy pidiéndole a mi señor que se abra ya entrada de ayuda humanitaria al país, porque de verdad la necesitamos. Hoy seré yo, mañana otro amigo, hijo, pariente, porque nadie está excepto de caer en este tipo de enfermedad —, declaró.

Muchos problemas

Por su parte la doctora, Perisol Contreras quien labora en el Hospital del  Seguro Social, hija de una paciente renal,  aseveró que su mamá, la señora Teresa Pérez de Contreras debe dializarse pero están viviendo serios problemas para que puedan hacerse el tratamiento, debido a que hay  problemas de suministros pues no hay material para poder hacer las diálisis como es.

–Faltan los filtros, dializadores, además de esta escasez, hay muchas máquinas que no están funcionando, no hay suficientes técnicos para revisarlas ni repuestos para arreglarlas—aseveró.

Refirió que desde la semana pasada no se están dializando los pacientes tres veces por  semana, están  disminuyendo a dos, incluso a una sola vez por semana, por la falta de materiales y porque las máquinas están en mal estado.

Apuntó la doctora Perisol Contreras, que ante esta situación,  en las distintas unidades los turnan por máquina y por déficit de material.

–En estos pacientes ya se están viendo las consecuencias de que no se estén dializando, comienzan a llenarse de líquido, tienen dificultad para respirar—refirió-

En tal sentido expresó que el paciente comienza a tener acumulación de desechos tóxicos, como es la úrea y la creatinina. “diciéndolo de manera coloquial todos estos desechos acumulados en la sangre es lo que llevan al paciente a fallecer”

Precisó que en la unidad de diálisis donde está su mamá, del año pasado para acá, han muerto más o menos la mitad de los pacientes que acudían al centro, debido a estas insuficiencias.

De igual modo aclaró la doctora que en el Táchira no hay unidades privadas, todas dependen del Seguro Social, incluso la del Hospital del Seguro depende del nivel central, y todas tienen los mismos déficits que se convierten en problemas.

Faltan repuestos para las máquinas

En todas las unidades, dicen que están esperando que llegue el material, en una de ellas vino un técnico para arreglar las máquinas, pero igual no hay repuestos o dinero para comprarlos.

“Ahora el procedimiento es que agarran una máquina que tiene algunos repuestos buenos, para arreglar otra, es decir, se tiene que dejar algunos aparatos fuera de servicio y esto en el fondo no es un arreglo adecuado y esto se  refleja en el deterioro de los pacientes, no están respondiendo como antes a una diálisis” advirtió la doctora especialista en pediatría e inmunología.

Nancy Porras