sábado 1 octubre, 2022
InicioRegionalTáchira-Portuguesa: Historia viva

Táchira-Portuguesa: Historia viva

117 views

El Deportivo Táchira y el Portuguesa FC forman parte de la historia viva del fútbol rentado venezolano. Cuando el aurinegro apareció en la palestra del balompié profesional criollo, el rojinegro ya había cumplido dos años de fundado, allá por 1972. Casi medio siglo después y la rivalidad del ahora ocho veces campeón nacional y el quíntuple coronado de Acarigua, se mantiene intacta.

Ha corrido mucha agua debajo de los puentes desde entonces, el club tachirense se ha mantenido en el tiempo con resultados importantes en el concierto nacional e internacional; lo contrario del equipo de Acarigua, que luego de erigirse como el más grande de los combinados profesionales criollos en la décadas de los 70 y 80, su nivel ha bajado una enormidad, al extremo que ha descendido a la Segunda División en varias ocasiones.

Desde el 23 de septiembre de 2018, marco del Torneo Clausura, Jornada N-11, el “penta” no se aparecía por estos lares. Un 3-0 categórico fue el resultado de ese cotejo, favorable al local, con par de tantos del paraguayo Víctor Marcelino Aquino y uno del tachirense Romery Villamizar. La última vez que el aurinegro visitó al rojinegro en Acarigua-Araure, ocurrió en 9 de abril de 2018, jornada N-11 con división de honores sin goles en el estadio “José Antonio Páez”.

Arriba Táchira en el historial

En 81 oportunidades se han visto las caras en el terreno de juego aurinegros y rojinegros, con números favorables para el amarillo y negro: 39 victorias, 22 empates y 20 derrotas, además de 126 goles a favor y 81 en contra.

Con miras al partido de este domingo a partir de las 4 de la tarde en el Estadio Pueblo Nuevo, el anfitrión ha cumplido una tarea exigente, todo con la firme intención de retomar la senda victoriosa, después de par de triunfos en la nueva de local  era de Juan Domingo Tolisano y un revés de visitante el pasado domingo en la ardiente Guanare, contra el líder Carabobo FC.

Los números avalan al joven técnico tachirense: tres victorias de local, dos del Torneo Apertura y una en juego amistoso contra el Real Frontera. Apenas una caída, en la fecha anterior en el “Rafael Calles Pinto” de Guanare, frente al líder Carabobo FC.

Tiene una deuda pendiente el Táchira en carretera en lo que va de la temporada 2019: cuatro derrotas al hilo, tres bajo la dirección técnica de Giovanni Pérez, y una con Tolisano en el banquillo.

Técnico y jugadores ya pasaron la página del trago amargo del revés anterior, que pudo ser un triunfo, pues hasta el minuto 83 se ganaba por la mínima diferencia, con gol de Edgar Pérez Greco en el cobro de una pena máxima cuando el partido apenas estaba por los 6 minutos. Pero en par de parpadeos de la zaga aurinegra restando siete minutos para el final, el anfitrión Carabobo volteó la tortilla y se llevó la victoria con marcador de 2-1.

Reconoce el estratega Tolisano que pese a este traspié “hay mucho entusiasmo, están intactas las ganas de salir adelante, los jugadores entienden que esto se trata de tropezar y levantarse nuevamente, para volver a retomar el rumbo”.

El joven entrenador dijo que la fortaleza mental sigue siendo parte fundamental en los trabajos diarios, para evitar que el equipo decaiga cuando reciba un gol y así mantener el espíritu ganador durante los compromisos.

Es reiterativo en el sentido que, “esperamos no tener ninguna dificultad con la pelota quieta; desde nuestra llegada nos han hecho cuatro goles, uno en tiro de esquina, otro de un balón de costado y dos penales y en eso trabajamos, para evitar que nos vuelvan a sorprender”, apostilló.

La vuelta al once titular de Carlos Cermeño, ausente en jornada número diez por doble cartón amarillo en el juego ante el Deportivo Anzoátegui en Pueblo Nuevo, le da un plus especial al aurinegro, con la seguridad que será un gran aporte en el volumen de fútbol del local, pues además de ser infundir respeto en la zona medular a la hora de defender, también se compenetra muy bien con los volantes de segunda línea.

Apatía en la afición

El fanático, el jugador número doce en cualquier escenario de fútbol en el apoyo para el local, hace rato que no está acorde con el aurinegro, muy pobres los ingresos al estadio Pueblo Nuevo, distantes al otrora.

Independientemente la situación país no es la mejor, trayendo consigo la falta de transporte público y el poco poder adquisitivo del más común del venezolano, ha traído consigo que el respaldo hacia el equipo no es el mejor, apatía total.

Dirigentes, cuerpo técnico y jugadores esperan que a partir de este domingo vuelva la afición al estadio, sino en gran masa como ocurría en la época de oro del Deportivo Táchira, al menos empiece a regresar al “Templo del Fútbol”, que vuelva esa empatía entre aficionados y equipo.

Homero Duarte Corona

- Advertisment -
Encartado Publicitario