ULA-Táchira celebró Día del Profesor Universitario

111
Los actos, celebrados en la sede de Paramillo.

Los 60 años que se cumplen de la restitución de la autonomía universitaria en Venezuela fueron recordados por Elsy Blanco, doctora en Pedagogía y profesora de la ULA-Táchira, oradora de orden durante el acto conmemorativo del Día del Profesor Universitario.

“En nuestras manos está reproducir la calidad cognitiva en el aula y fuera de ella”, exhortó Blanco, al también emplazar a mantener el carácter democrático de la Universidad.

A saber encender y llevar la luz por todas partes invitó, entre tanto, el presbítero Laureano Ballesteros durante la misa de acción de gracias, celebrada también este miércoles en el salón de Usos Múltiples del campus de Paramillo.

“No necesitamos que nos consuele nadie. Que nos consuele Dios, sí”, expresó el sacerdote durante la homilía. En la oración de los fieles, los mismos docentes pidieron por los más jóvenes que se quedan y por los que se fueron huyendo de la crisis universitaria.

Peregrinos del conocimiento

La vocación del docente universitario es la de convertirnos en peregrinos del conocimiento para que Venezuela no renuncie a sus principios y valores democráticos, dijo a los medios el presidente de la seccional Táchira de la Asociación de Profesores de la ULA, Douglas Barboza.

Continúa el Gobierno nacional violentando los derechos de los profesores universitarios, actualizó el vocero. Mantienen la base de cálculo en 1,5 salarios sobre el nuevo ingreso mínimo legal y no de 4,5, como contempla la violentada contratación colectiva del sector.

A pesar del panorama adverso, Barboza llamó a los catedráticos a mantenerse en pie, firmes, con el mismo espíritu y ánimo para continuar con el proceso de formación de nuevas generaciones.

La Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes en el Táchira entregó reconocimientos a profesores que cumplen 10, 15, 20 y 25 años de servicio en esa casa de estudios, recién ratificada por indicadores mundiales como una de las 100 primeras de América Latina.

Muy aplaudido, por un cuarto de siglo en la docencia, resultó José Armando “Pipo” Vivas. Julio César Sánchez y Francisco Vargas, por su parte, completaron 30 años con la ULA.

Igualmente recibieron el mérito Reconocimiento Académico un grupo de profesores que durante este año alcanzaron logros vinculados con sus disciplinas y líneas de investigación. Entre ellos Daniel Pabón, periodista de Diario La Nación y también profesor de Periodismo en la ULA.

Por primera vez la Apula decidió otorgar un reconocimiento académico post mórtem. Lo hicieron al profesor Wilde Romero, venido de Mérida, expresidente del gremio, esmerado en el deporte y defensor de los derechos de los profesores. Su esposa e hijos lo recibieron en su nombre y todos en el auditorio lo recordaron con aplausos.