viernes 28 enero, 2022
InicioReportajes y EspecialesLa semilla del éxito en YouTube

La semilla del éxito en YouTube

1.193 views

El consejo…

 “No pierdan la fe, sin ella se pierde todo, siempre hay que mantenerse, contra viento y marea, porque al final del camino siempre está la luz…” 


Juan José Contreras Cárdenas 


La constancia debe ir de la mano con la paciencia para conseguir resultados en cualquier ámbito, no en vano pasa un tiempo desde la germinación de una semilla hasta que la planta pueda finalmente dar flores y frutos. En La Fría, municipio García de Hevia del estado Táchira, luego de varias adversidades, una familia que se esfuerza a diario con su huerta, la han mostrado al mundo en su canal de YouTube (https://bit.ly/3qm8fbR), y ahora suman más de 160 mil suscriptores. 

Daniel Alexánder Guerrero, su esposa Elicet Pérez, y su hijo Leinel Johan Guerrero Pérez, son los creadores del canal de YouTube ‘La Huerta Familiar Guerrero-Pérez’, espacio en el que publican vídeos relacionados sobre siembra y cultivo, prevención de plagas, construcción de elementos para la granja, entre otros. Llegar al sitial que han alcanzado ha sido una verdadera prueba de resistencia y lucha, pero también de mucha fe. 

Adversidad

Los familiares del matrimonio Guerrero Pérez tienen raíces en el campo, la actual huerta de este clan tiene poco más de siete años, y el canal del YouTube casi dos años y medio. Llegar allí fue un camino empinado. 

“Teníamos un ciber, vino el problema de la electricidad, y en esos apagones, con un golpe de corriente muy fuerte para esta zona se nos dañaron algunas computadoras; debido a eso, se perdieron varias, pocas se recuperaron, las vendimos y decidimos comprar una pequeña cámara y hacer videos”, explicó Daniel Guerrero. 

Mucha constancia y trabajo para alcanzar metas.
Mucha constancia y trabajo para alcanzar metas

La idea del canal de YouTube vino del hermano de Elicet Pérez, que es ingeniero agrónomo y hace varios años tenía su canal, pero pasó un tiempo antes de que fuera rentable. Daniel Guerrero lo recuerda: “Fue difícil, para mantenernos en la parte de alimentación, de gastos, decidimos vender tortas, hicimos talleres de repostería porque yo pensaba irme fuera de Venezuela, estuve un tiempo en Perú, conocí gente por allá también relacionada a la agricultura, no duré mucho tiempo, me regresé. Seguimos con la pastelería, con eso nos costeábamos en lo que podíamos, hasta que llegaron los problemas de la pandemia, se cerró la frontera. El horno de las tortas tocó venderlo para arreglar la moto cuando se agravó la situación.  A veces no teníamos ni para hacer un mercadito. Me fui de ayudante de construcción, ganándome algo para la casa. En ese tiempo apareció el primer pago de YouTube que nos ayudó mucho”.

Trabajo duro

La familia Guerrero Pérez muestra en su canal de YouTube aspectos de la experiencia en agricultura, de ellos, y de personas mayores, que consultan para tal fin. 

Una madre abnegada y trabajadoraEl primer video viral que tuvo esta familia de La Fría fue sobre los usos del estragón, que es una planta aromática. El canal empezó a crecer exponencialmente, y hoy son más de 160 suscritores, y sumando. Todos son parte importante del equipo, el pequeño Leinel asiste a sus padres, Elicet es el corazón, madre y esposa abnegada, y Daniel es el motor, su esfuerzo inspira e impulsa a su familia.  

Esfuerzo de sangre, sudor y lágrimas

Ya sea con elementos de carpintería, restauración, comidas…, allí está Daniel dando lo mejor de sí. “Con mucha fe y trabajo, he sudado, he llorado y botado sangre para lograr esto, he tenido accidentes, me he caído, cortado, he llevado sol, trabajando para lograr todo esto. Yo moví solo, con pico, pala y barretón, la tierra que no era adecuada para sembrar, y así meter la tierra buena y abono, que lo compramos con dinero de nosotros, fueron mil ciento cincuenta carretones que cargué, porque los contamos”.

Tiempo

Una madre abnegada y trabajadora

La familia está actualmente concentrada en YouTube. “No es fácil, para esto primero hay que crear el canal, se tienen que tener mil suscriptores y cuatro mil horas de reproducción para poder monetizar los videos, después esperar a que llegue un correo donde le permiten a usted cobrar, entre otros elementos”, detalló Daniel Guerrero y comentó que “grabar no es fácil, como muchos piensan, algunos videos se dan en días, pero a veces se requieren semanas, o hasta meses, para producir un video de 10 o 15 minutos”.

“Por ejemplo, el video en el que construimos un gallinero, que lo hicimos con tablas de las que usan para transportar en las gandolas, tardamos tres meses en realizarlo. Lo hicimos a mano, nada de herramientas eléctricas”.

Guerrero hace honor a su apellido, él considera que muchas personas en YouTube. cuando ven que se les hace difícil. se dan por vencidas y dejan de publicar. “Nosotros duramos un año completico haciendo videos sin ganar ni medio y sufriendo económicamente, hasta que un día, con constancia, esmero, con mucho amor y fe, llegamos a donde estamos, y de ahí en adelante hemos vivido de esto, poco a poco hemos salido adelante. Lo importante es que nunca nos detuvimos, ni nos dimos por vencidos; a todas las personas que nos preguntan, les decimos que no que hay darse por vencidos, hay que seguir luchando por lo que se quiere; luchamos hasta el final y obtuvimos los frutos”.

Mensaje

Elicet, Daniel, y Leinel

Muchas personas les dijeron que no podrían, incluso emanaron su negatividad sobre la familia youtuber tachirense radicada en La Fría. Otros no les tendieron la mano en momentos de mayor adversidad, pero, aun así, siguieron, no desistieron. En el camino, también seres maravillosos colaboraron con estas personas emprendedoras. Hoy, más de 160 mil almas siguen sus videos en YouTube, su sustento. También tienen planes a futuro, para que la huerta siga creciendo.

Daniel Guerrero comenta a los lectores: “No pierdan la fe, sin ella se pierde todo, siempre hay que mantenerse, contra viento y marea, porque al final del camino siempre está la luz. En cualquier recipiente donde se pueda poner tierra, ahí se puede sembrar, y donde se ponga una semilla algo va a nacer, y eso da fe y esperanza”.

- Advertisment -