Diagnóstico tardío en 6 de cada 10 pacientes con cáncer de cabeza y cuello

1457

Seis de cada 10 pacientes que padecen cáncer de cabeza y cuello son diagnosticados en etapas avanzadas debido a los pocos síntomas que presentan y lo confuso que son los mismos, dijo a Efe el doctor Miguel Ángel Álvarez Avitia.

“Desafortunadamente dos terceras partes de las personas son diagnosticadas en etapas avanzadas de la enfermedad”, señaló el médico oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología de México.

De acuerdo con la OMS, el de cabeza y cuello es el séptimo tipo de cáncer más común y causa alrededor de 300.000 muertes por año.

En México, representa el 17,6 % de los tumores y se estima que cada año se presentan 6.000 nuevos casos, mientras que es causante de 2.300 muertes anuales.

El especialista explicó que entre los principales factores de riesgo para padecerlo están el alcohol, el tabaco y el Virus del Papiloma Humano (VPH).

“Hasta hace algunos años se pensaba que se producía dos veces más en hombres que en mujeres, pero el consumo de alcohol y tabaco se ha incrementado en mujeres, además de la relación con el VPH, por lo que podemos decir que ahora tiene igual prevalencia en géneros”, afirmó.

El especialista explicó que esta enfermedad se origina en las células escamosas que revisten las superficies húmedas y mucosas dentro de la cabeza y el cuello.

Ocurre generalmente dentro de la boca, laringe, faringe y en menor medida en la nariz y las glándulas salivales.

Aunque en su etapa más temprana no produce muchos síntomas, el especialista dijo que los pacientes suelen sentir dolor para comer, dificultad para respirar, hablar, ronquera, sensación de obstrucción, falta de aire.

El especialista señaló que debido a los pocos síntomas, el diagnóstico es complicado, y los pacientes pueden tardar hasta cuatro meses para ser diagnosticados.

“El problema es que como muchos de los enfermos son fumadores crónicos, cuando tienen una ronquera piensan que es por fumar y no es así”, indicó.

Otro de los problemas en el retraso del diagnóstico es que los pacientes no llegan con el especialista correcto.

“Los médicos de primer nivel, en la evaluación inicial minimizan los síntomas. A veces, los pacientes van con los dentistas y no con especialistas que puedan darles un diagnóstico adecuado”, expresó Álvarez.

El especialista dijo que si se presenta alguna lesión en la cavidad bucal y esta no cede en el lapso de dos meses es necesario acudir a un oncólogo para su revisión.

Dijo que para prevenir se debe hacer conciencia de abandonar el tabaco y el alcohol, además de mejorar la sospecha del diagnóstico en los profesionales de la salud, del mismo modo que ponderar un tratamiento multidisciplinario de la enfermedad.

Álvarez Avitia dijo que cuando este padecimiento es detectado en etapas tempranas los tratamientos son simples, requieren de cirugía y de radioterapia, la cual también se aplica en etapas avanzadas.

Actualmente se cuenta con tratamientos innovadores como las inmunoterapias, las cuales actúan directamente sobre el sistema inmune, prolongan la supervivencia del paciente y mejora su calidad de vida, indicó.

“Desafortunadamente, son terapias que no están al alcance de toda la población, lo cual dificulta el tratamiento para los pacientes que no tienen acceso a estos medicamentos”, lamentó el especialista.

El 27 de julio se conmemoró el día Mundial de Cáncer de Cuello con el fin de atraer la atención mundial y hacer conciencia sobre esta enfermedad.

EFE