Encontraron muertos a padre e hijo secuestrados en año viejo en La Fría

5979
Luis Antonio Chaparro Pacheco estaba desaparecido desde el pasado 31 de diciembre.

Las muertes de dos hombres, padre de hijo, secuestrados a finales de año en la zona norte del estado Táchira, se encuentran bajo investigación por parte de funcionarios de la Brigada Contra Homicidios del Cicpc, subdelegación de La Fría, que acudieron al levantamiento de los cadáveres en un sector de la autopista, donde fueron encontrados por un familiar que, atendiendo comentarios de calle, buscaba en una zona boscosa.

En medios policiales se identificó a los fallecidos como José Antonio Chaparro Pacheco, venezolano de 43 años de edad, y su hijo, Luiyer Antonio Chaparro Cacique, de 23 años, quienes estaban desparecidos desde la noche del 31 de diciembre pasado, cuando sujetos armados llegaron hasta su casa y bajo el uso de armas de fuego y amenaza de muerte, los sacaron para llevárselos con destino desconocido.

Dijo el informante que los familiares se preparaban para la celebración de Fin de Año, pero, ante los hechos ocurridos, se trasladaron a una sede policial para denunciar el secuestro de los dos ciudadanos. Dijeron que, aproximadamente a las nueve y media de la noche del 31 de diciembre, los desconocidos llegaron a la residencia de Chaparro Pacheco, en aldea La Guabina, sector La Uracá, vía a La Fría, zona de Cinco Puentes, y se llevaron a los hombres, sin dar explicación y en medio de la angustia de los familiares, que no pudieron hacer nada por evitarlo.

Desde entonces se desconocía la suerte y paradero de padre e hijo, que fueron considerados como víctimas de un secuestro. La preocupación de sus seres queridos aumentó, por cuanto todos los esfuerzos por ubicarlos fracasaron. Un familiar que se encontraba en una cola para la gasolina, en la entrada a La Fría, escuchó a personas comentar que en una zona boscosa de La Uracá, sentido a San Juan de Colón, cerca de la carretera, habían sido vistos los cadáveres de dos hombres, de manera que, pensando en lo peor, se trasladó al lugar y buscó, hasta encontrarlos.

Lamentablemente, se trataba de los cuerpos de Chaparro Cacique y su hijo, con impactos de bala, por lo que la situación fue notificada directamente a funcionarios Contra Homicidios de la subdelegación del Cicpc de La Fría, que se trasladaron para conocer otros detalles del caso.

De momento las autoridades no han hecho un anuncio sobre este doble crimen, pero trascendió que se sospecha la participación de miembros de grupos generadores de violencia, por motivos que aún no han sido precisados. Aún no se tienen pistas que permitan aclarar este caso, pero se está trabajando fuertemente en el entorno de los fallecidos y se ha solicitado la cooperación de familiares y amigos, para que aporten información que pueda ser de ayuda para el esclarecimiento del caso.

Armando Hernández