Facebook cierra cuentas vinculadas a una campaña dirigida desde Irán

96
El logotipo de la red social Facebook se muestra en un teléfono inteligente el 15 de enero de 2019 en Nantes, oeste de Francia. AFP/Archivos / LOIC VENANCE

Facebook anunció este jueves que puso fin a una gran campaña de manipulación orquestada desde Irán y dirigida contra más de 20 países.

La mayor red social del mundo indicó haber retirado 783 páginas, grupos y cuentas que reproducían la posición oficial de Irán sobre temas espinosos como el conflicto israelo-palestino, Siria y Yemen.

Para lograr su objetivo, los promotores de esa campaña crearon cuentas de Facebook e Instagram con identidades falsas de supuestos residentes locales, según un comunicado de Nathaniel Gleicher, el responsable de políticas de ciberseguridad de la compañía.

“Podemos demostrar que es contenido procedente de Irán, controlado por actores en Irán”, dijo Gleicher en rueda de prensa. “Pero no somos capaces de apuntar directamente al responsable en este caso”.

Algunas de esas publicaciones compartían información de medios estatales iraníes, pero, en esas cuentas falsas, los mensajes se atribuían a otras fuentes o se acompañaban de mensajes incendiarios.

La intervención de Facebook es la última de una campaña para acabar con los intentos de actores estatales y otros usuarios de manipular la red social utilizando cuentas falsas.

“Estamos trabajando constantemente para detectar y detener ese tipo de actividades porque no queremos que nuestros servicios se utilicen para manipular a la gente”, declaró Gleicher.

Acción “coordinada”

La operación de Facebook es el fruto de una investigación iniciada en agosto, cuando ya retiró de la red contenidos vinculados a Irán. Desde entonces, la empresa siguió buscando páginas y cuentas relacionadas con la República Islámica y contó con la ayuda de Twitter, reveló Gleicher.

“Es un ejemplo alentador del tipo de colaboración en el que trabajamos para construir en la industria”, añadió.

La campaña proiraní, que empezó en 2010, contaba con 262 páginas, 356 cuentas, tres grupos de Facebook y 162 cuentas en Instagram, otra red social de la compañía.

Cerca de dos millones de cuentas seguían al menos una de las páginas incriminadas, 1.600 participaban en uno de los grupos y más de 254.000 seguían al menos una de las cuentas de Instagram sospechosas.

Como en anteriores bloqueos de cuentas y páginas calificadas de “inauténticos” por Facebook, Gleicher recordó que esas supresiones no se debieron al contenido de los mensajes, sino al hecho de que fueron publicados a través de cuentas falsas y de forma “coordinada” para engañar a los usuarios.

La operación de propaganda tuvo lugar en Afganistán, Albania, Argelia, Baréin, Egipto, Francia, Alemania, India, Indonesia, Irán, Irak, Israel, Libia, México, Marruecos, Pakistán, Catar, Arabia Saudí, Serbia, Sudáfrica, España, Sudán, Siria, Túnez, Estados Unidos y Yemen.

Facebook aumentó de forma significativa su personal encargado de suprimir de la red social ese tipo de comportamiento, a raíz de las duras críticas que recibió por su falta de respuesta ante las manipulaciones de Rusia a favor de la campaña de Donald Trump en las elecciones estadounidenses de 2016.

El Kremlin siempre ha negado cualquier tipo de injerencia en esa campaña.

Twitter publicó, por su parte, este jueves las conclusiones de sus investigaciones sobre la actividad de la plataforma durante las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos.

“Al contrario de lo ocurrido en 2016, hemos identificado muchas menos manipulaciones de la plataforma procedente de actores malintencionados situados en el extranjero”, indicó Twitter.

La empresa detectó algunas operaciones de alcance “limitado” procedentes de Irán, Venezuela y Rusia, pero cerró la mayoría de las cuentas sospechosas antes del día de los comicios. AFP