Llega el tan esperado Sony Xperia XZ3

1096
Nuevo Sony Xperia XZ3 / Imagen de cortesía

(Vía Xataka.com) –  Desde hace años, Sony ha aprovechado el marco de la feria IFA para anunciar su gama alta enfocado a la vuelta al cole. 2018 no ha sido diferente y el Sony Xperia XZ3 ya es oficial. Tras un Xperia XZ2 que eligió no sumarse a algunas de las tendencias más actuales del mercado, las miradas estaban puestas en su sucesor.

Continuista en algunos puntos, valiente en otros, el Xperia XZ3 es la prueba de que Sony no hace oídos sordos a lo que ocurre a su alrededor, pero también de que la compañía quiere ir paso a paso. Éstas son nuestras primeras impresiones con el Sony Xperia XZ3.

El Xperia XZ2 fue el encargado de dar carpetazo a la línea de diseño OmniBalance y estrenar el nuevo aspecto de líneas curvas llamado Ambient Flow. El Xperia XZ3 continúa el mismo camino con esa forma orgánica, pero afina bastante el diseño.

La trasera sigue teniendo una ligera curva pero no es tan pronunciada como en el modelo anterior. Esto hace que el grosor total se reduzca ligeramente, con 9,9 milímetros sigue siendo un terminal algo grueso, pero se siente mucho menos tosco en mano que su predecesor. El peso también se ve reducido, aunque de nuevo es una diferencia discreta, sólo 5 gramos menos.

Sony afina el diseño y deja el grosor en 9,9 milímetros. No será el más delgado del escaparate, pero se siente mucho menos tosco en mano y sus formas curvas crean mayor efecto de delgadez.

A simple vista, el cambio más destacado del diseño es que ahora los bordes son mucho más delgados y tanto la pantalla en la parte delantera como el cristal de la trasera se curvan ligeramente hacia el mismo, creando un efecto de mayor delgadez tanto en lo visual como al sujetarlo en mano.

Hablando del cristal de su parte trasera, es Corning Gorilla Glass 5 para protegerlo de arañazos y roturas, pero tendremos que ir con una gamuza si queremos que las huellas no empañen esa superficie reflectante tan elegante, que por cierto luce especialmente bien en el modelo verde. Los únicos elementos que encontramos en la trasera son la cámara (sí, sólo una), acompañada del flash LED, los sensores y el lector de huellas.

Imagen de cortesía

En la parte frontal del Xperia XZ3 se encuentra la gran novedad de este modelo, que se convierte en el primer móvil de la marca con pantalla OLED. Sony apuesta por un panel que crece hasta las 6 pulgadas y formato 18:9 con resolución QHD+ al que se han sumado algunas de las tecnologías conocidas de sus televisores OLED como Triluminos o X Reality. Además es compatible con contenidos HDR.

A falta de probarlo más a fondo, en estas primeras impresiones la pantalla nos dejó muy buenas sensaciones a todos los niveles; contraste muy elevado, negros profundos, gran reproducción del color y un muy buen nivel de detalle.

Hay otra novedad de software que tiene relación con la pantalla, aunque más que con su tecnología con su tamaño. El formato 18:9 hace que la anchura no sea exagerada y podamos manejar el móvil relativamente bien, pero 6 pulgadas sigue siendo una diagonal excesiva. Sony estrena el modo Side Sense, una especie de panel de accesos directos al estilo de Edge Apps de Samsung que se activa tocando dos veces en el borde de la pantalla.

Con Side Sense también podemos volver atrás en una página web o una app deslizando ligeramente por el borde o hacer una foto con ese doble toque. Habrá que esperar al análisis a fondo para poder valorar hasta qué punto es práctica esta utilidad.

La pantalla OLED era una de las novedades que se esperaban desde hace tiempo en la línea Xperia y por fin ha llegado, pero hay otra novedad esperada que de momento no tenemos: la cámara doble.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con la misma cámara que vimos con el XZ2, un sensor de 19 megapíxeles con tecnología MotionEye, hasta ISO 12800, vídeos FullHD a cámara lenta a 960fps y el enfoque láser con sensor RGB. El hardware se mantiene inmutable, es en el lado del software donde hay algunos cambios.

Sony asegura que se ha mejorado la detección de ciertas escenas donde el Xperia XZ2 flojeaba un poco, concretamente las imágenes de follaje verde y los días nublados. Con la ayuda del machine learning se ha mejorado la reproducción del color y el nivel de detalle en estos escenarios concretos.

Imagen de cortesía

Sony es pionera en esto de anunciar dos gama alta al año. La estrategia que ahora siguen prácticamente todas las marcas y que nos deja con la sensación de que, con tan poco tiempo entre generaciones, cada vez hay menos innovaciones que poner sobre la mesa. En este sentido, el Xperia XZ3 está condenado a mantener la etiqueta de “teléfono de transición”. Sí, tenemos una espectacular pantalla OLED y el diseño se ha mejorado, pero aunque sean mejoras necesarias y contundentes, no son suficientes novedades como para deslumbrar. No basta con ir en la buena dirección, también hay que acelerar.