Un tribunal chino prohíbe las ventas de iPhone a pedido de Qualcomm

457
El iPhone X de Apple, el 3 de noviembre de 2017 en San Francisco. AFP/Archivos / Elijah Nouvelage

Un tribunal chino ordenó prohibir la venta e importación a China de algunos modelos del iPhone de Apple a pedido del fabricante de chips estadounidense Qualcomm, que asegura que el gigante tecnológico violó sus patentes, informó el lunes la firma de componentes.

Qualcomm indicó en un comunicado que un tribunal de la ciudad de Fuzhou le concedió dos peticiones preliminares contra cuatro subsidiarias de Apple, a las que ordenó que dejen de vender de manera inmediata los siguientes modelos de iPhone: el 6S y 6S Plus, 7 y 7 Plus, 8 y 8 Plus, y el X.

Este es el último capítulo de una larga y compleja disputa de patentes y derechos de autor entre las dos firmas californianas en tribunales en varios países.

«Apple continúa beneficiándose de nuestra propiedad intelectual pero se niega a compensarnos. Estas órdenes judiciales son una confirmación más de la fortaleza de la amplia cartera de patentes de Qualcomm», dijo Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y director jurídico de Qualcomm.

El caso en China se basa en patentes de funciones que permiten a los consumidores ajustar y reformatear el tamaño y aspecto de las fotografías, y administrar aplicaciones mediante una pantalla táctil, dijo Qualcomm.

En una declaración enviada a AFP, Apple aseguró que Qualcomm reclama tres patentes que nunca había presentado, incluida una ya invalidada.

Lo que hizo Qualcomm es «un movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están siendo investigadas por reguladores de todo el mundo», dijo Apple.

«Todos los modelos de iPhone siguen estando disponibles para nuestros clientes en China», aseguró la firma, decidida a buscar «todas» las opciones legales en tribunales.

La decisión del tribunal de Fuzhou se produce en medio de un aumento de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, y luego del arresto en Canadá de una alta ejecutiva del gigante tecnológico chino Huawei a solicitud de las autoridades estadounidenses.

Pekín ha reaccionado con enojo a la detención de la jefa de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, hija del fundador de la compañía, quien enfrenta cargos de fraude en Estados Unidos relacionados con supuestos negocios con Irán.

La estrategia de Apple en China

Esta foto de archivo tomada el 1 de noviembre de 2017 muestra la oficina de Qualcomm en San Jose, en California (Estados Unidos). GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos / JUSTIN SULLIVAN

China ha sido un mercado importante para Apple en los últimos años desde que China Mobile aceptó comenzar a distribuir los teléfonos inteligentes, y la compañía abrió una serie de tiendas minoristas de Apple.

Según su último reporte trimestral, Apple recaudó unos 11.000 millones de dólares (cerca del 18% de sus ingresos totales), en la «Gran China», una región que incluye a Taiwán y Hong Kong.

El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, visitó varias veces China, promoviendo las incursiones de la compañía en ese mercado y la fabricación de sus productos allí.

Qualcomm, el proveedor líder de chips para dispositivos móviles, ha estado en una larga batalla judicial con Apple en los últimos años.

Apple considera que Qualcomm abusa de su poder de mercado en ciertos chips móviles para exigir regalías injustas, y se ha sumado a una serie de acciones antimonopolio contra el fabricante de chips.

Qualcomm contraatacó: a principios de este año intensificó su lucha legal contra Apple, alegando que el fabricante de iPhone robó secretos comerciales y los compartió con el rival de chips móviles Intel.

Según la demanda de Qualcomm en Estados Unidos, el objetivo de Apple era comprar chips móviles de Intel en lugar de depender de Qualcomm.

Qualcomm enfrenta investigaciones antimonopolio en Corea del Sur, la Unión Europea y Estados Unidos sobre su posición dominante. AFP